Menos del 1% de abortos inducidos es legal

Menos del 1% de abortos inducidos es legal

En el 2008, en Colombia, 132 mil mujeres sufrieron complicaciones por abortos inducidos y practicados de manera clandestina; el 67 por ciento de los embarazos no fueron planeados, y solo el 0,08 por ciento de los casi 400 mil abortos que se estiman se hicieron ese año fueron legales.

08 de septiembre 2011 , 12:00 a.m.

Las cifras hacen parte de la investigación 'Embarazo no deseado y aborto inducido en Colombia: causas y consecuencias', llevada a cabo por el Instituto Guttmacher, con sede en Nueva York, y la Fundación Oriéntame. Sus autores obtuvieron los resultados a partir de encuestas hechas en 339 IPS (clínicas y hospitales) y con médicos, y a partir del análisis de datos aportados por las encuestas nacionales de demografía y salud, la ONU y el Dane.

El estudio dejó planteado el problema de salud pública que implican las complicaciones sufridas por las mujeres que interrumpen un embarazo de manera clandestina, incluidas aquellas que tendrían derecho a pedirlo legalmente.

Según los investigadores, aunque la sentencia C-355 del 2006 despenalizó el aborto en tres casos (riesgo para la vida de la madre, malformaciones del feto incompatibles con la vida y violación), incluso las afectadas recurren a abortos ilegales para evitar las barreras que les imponen los prestadores de servicios de salud y los jueces.

"Es muy preocupante que solo el 0,08 por ciento de los abortos sean legales, y eso muestra la escasa implementación de la sentencia de la Corte -dijo Elena Prada, demógrafa e investigadora del Instituto Guttmacher-. Sin embargo, debemos aclarar que esa cifra de 320 casos de abortos legales supera en casi 100 a la oficial, suministrada por el Ministerio de la Protección Social. El subregistro es grande." De acuerdo con Prada, el estudio también halló que mientras la tasa de abortos inducidos ha permanecido estable en los últimos 20 años (pasó de 36 por cada 1.000 mujeres en edad reproductiva en 1989, a 39 por cada 1.000 mujeres en el 2008), los embarazos no planeados van en aumento (son 52 de cada 100, de acuerdo con la encuesta ENDS 2010 de Profamilia).

Además, se encontró que de las 132 mil mujeres que en el 2008 tuvieron complicaciones tras un aborto practicado en condiciones inseguras y de manera clandestina, 93.336 acudieron después a una IPS para recibir tratamiento. "Y solo el 11 por ciento de las 1.100 IPS que podrían ofrecer servicios posaborto lo hacen", agrega la coautora del informe. De acuerdo con la investigación, la mortalidad materna causada por aborto inducido se redujo del 16 al 9 por ciento entre 1994 y el 2007. Pero para provocarlo se ha generalizado el uso de misoprostol. Según el estudio, el 50 por ciento de los abortos inducidos en Colombia en el 2008 se hicieron con este fármaco y el 32 por ciento tuvieron complicaciones.

El Gobierno admite el problema.

Los datos del estudio y las recomendaciones coinciden con los oficiales, según le dijo a EL TIEMPO Lenis Urquijo, director de Salud Pública del Ministerio de la Protección Social. Llamó la atención sobre la evidencia de que el aborto inseguro es un gran problema de salud pública

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.