Secciones
Síguenos en:
MADRID, UNA NAVIDAD EN EL MIEDO

MADRID, UNA NAVIDAD EN EL MIEDO

Seis muertos y una veintena de heridos -entre ellos varios graves por lo que no se descartaban mas fallecimientos-, es, según las autoridades españolas, el saldo trágico del atentado con carro bomba que exploto ayer en Madrid. (VER MAPA-INFOGRAFIA: CARRO BOMBA EN MADRID)

Aunque las hipótesis acerca de los responsables estaban abiertas, el acto terrorista tenía el sello de ETA, la banda que busca de forma violenta la independencia del País Vasco del Estado español, ubicado al nororiente de la península en limites con Francia. Así lo confirmo el alcalde de la ciudad, del Partido Popular (PP), José María Alvarez del Manzano, quien declaro que dadas las características, parece ser una acción de ETA , y se mostró indignado ante un hecho que lesiona el principal derecho, el de la vida.

Por su parte, el aún ministro de Asuntos Exteriores y recientemente elegido Secretario de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Javier Solana, manifestó que los criminales de ETA, cuando pueden, matan, y por eso el gobierno y la sociedad española intentamos acabar con ellos .

Este suceso ocurrió ayer a las 14:50 hora local, 8:50 de la mañana hora colombiana, al sur de la ciudad, cerca del puente de Vallecas -en un popular barrio obrero que lleva ese mismo nombre y donde tiene su base el equipo de fútbol Rayo Vallecano- en la confluencia de la Avenida de la Albucera con la calle de Peña Prieta, cerca de un ambulatorio y del colegio Divina Pastora.

Víctimas de civil El carro cargado con 50 kilos de amosal y accionado a control remoto, se dirigió contra un furgón militar que transitaba por el lugar y en cuyo interior iban personal civil de la armada que se dirigía a sus casas a almorzar después de haber cumplido con la jornada laboral, según informó el ministro de Defensa, Gustavo Suarez Pertierra.

Las víctimas, Manuel Carrasco, Santiago Esteban, Felix Barros, Florentino López, José Ramón Intriago y Martin Rosa, eran conductores, mecánicos y electricistas. Por medidas de seguridad, la furgoneta no llevaba distintivos que permitiera reconocerlo, lo que supone un conocimiento de las rutas por parte de los responsables que, presumiblemente, son del Comando Madrid de ETA, integrado por cinco o seis terroristas a quienes se trataba de capturar ayer mediante la Operación Jaula , como se llama al dispositivo que las autoridades despliegan después de una acción terrorista.

El juez de Katty El levantamiento de los cadáveres fue practicado por el juez de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno, que fue quien llevó el caso en que se vio involucrada en España la exvirreina nacional de la belleza Katty Saenz, por un presunto delito de moneda falsa del que fue absuelta hace una año.

La zona del atentado en un radio de 100 metros a la redonda, acordonada por la policía, lucía un aspecto tétrico: carros reventados, ruidos de sirenas, fachadas destrozadas, vidrios rotos, rostros perplejos, y un penetrante olor a chamusquina del fuego sofocado por los bomberos y por la tenue lluvia de una fría tarde otoñal.

En conjunto, el ambiente era muy parecido al que tenía la carrera quince de Bogotá a la altura del Centro 993, cuando, el 15 de abril de 1993, exploto un carro bomba en el que murieron once personas y hubo mas de un centenar de heridos.

Con esta acción, la banda habría querido mostrar su capacidad de matar y alertar a las autoridades de Madrid, donde este fin de semana, el 15 y 16 de diciembre, se realiza el Consejo de Europa con presencia de los jefes de Estado y de Gobierno comunitarios y que es la Cumbre de los Quince con la que España concluye la presidencia semestral de la Union Europea (UE).

ETA, con el de ayer, completa durante este año tres atentados con carro bomba en Madrid. El primero fue el 19 de abril cuando intento asesinar al jefe de la oposición al gobierno socialista de Felipe Gonzalez, el presidente del Partido Popular (PP), José María Aznar, que resulto ileso, pero murió una anciana.

El otro ocurrió dos meses después, el 19 de junio, en la céntrica calle del Carmen, donde explotó un carro bomba a primera hora de la mañana y resultó muerto el policía municipal Jesús Revollo García por acción de una papeleta metálica arrancada de cuajo por la onda expansiva.

La acción de ayer del grupo terrorista coincidió con el sepelio dos policías autónomos vascos - ertzainas , en euskera, que es la lengua vasca-, asesinados por un joven radical independentista de 23 años que les disparó con una escopeta por la espalda.

Un providencial semáforo Madrid (Reuter) Un milagroso semáforo impidió ayer que un autobús lleno de niños llegara al lugar en que el estallido de un carro bomba daba muerte a seis personas en Madrid.

La luz roja salvó nuestras vidas , dijo a los periodistas el chofer del autobús en que viajaban 35 niños.

El conductor se detuvo en un cruce de calles cerca del puente de Vallecas, en la confluencia de la Avenida de la Albucera con la calle de Peña Prieta, cerca de un centro hospitalario y del colegio Divina Pastora, y por segundos el vehículo escolar logró eludir el impacto directo de la explosión.

Todos los niños, alumnos de la escuela católica la Divina Pastora , resultaron ilesos.

La explosión hizo trizas los vidrios del parabrisas y las ventanas laterales del autobús escolar.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.