EN EL OJO DEL BANCO DE LA REPÚBLICA

EN EL OJO DEL BANCO DE LA REPÚBLICA

El extenso proyecto de ley que transforma el Dancoop en Superintendencia para la Economía Solidaria y que se conforma de 84 artículos, continúa presentando sorpresa en su texto.

26 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

La iniciativa recibió el miércoles pasado el aval del ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, y quedó listo para iniciar el primer dabate.

El proyecto establece que las cooperativas que adquieran la categoría de establecimiento de crédito y que pasen a la vigilancia de la Superintendencia Bancaria quedarán sujetas a las reglas que expida la junta directiva del Banco de la República.

Así las cooperativas deberán ceñirse a las normas que la corporación señale en materia monetaria y crediticia.

Inclusive, según indica la directora del Dancoop, Esperanza Anzola, en la exposición de motivos quedarán sujetas a los límites impuestos por el Emisor en materia de crecimiento de la cartera.

Y también a la posibilidad de control de las tasas de interés, potestad que de acuerdo con la ley 31 de 1992 tiene la junta del Emisor.

Además, la conversión de las cooperativas que realicen actividad financiera, en cooperativas financieras , se hace obligatoria en caso de que sus captaciones alcancen cuatro veces o más el capital mínimo requerido.

La iniciativa propone tres niveles de supervisión que estarán a cargo de la Superintendencia para la economía solidaria: -Primer nivel de supervisión. Consiste en la facultad de la Superintendencia para informar, confirmar y analizar de manera ocasional, y en la forma, detalle y términos que ella determine, la información que requiera sobre la situación jurídica, contable, económica y administrativa de cualquier entidad del sector. De oficio, la Superintendencia podrá realizar las investigaciones administrativas que considere necesarias, con el propósito de profundizar en el correcto entendimiento de la información requerida.

Las cooperativas habilitadas para desarrollar labores de naturaleza financiera que se encuentre en este nivel se sujetarán además a algunas disposiciones especiales.

-Segundo nivel de supervisión. Es aquella facultada que se ejerce preventiva o sancionatoriamente de manera permanente sobre las entidades del sector cooperativo, que tiene por objeto velar porque estas se ajusten en su formación y desarrollo de su objeto. Aquí y en razón de su peculiar configuración, los entes cooperativos con tareas financieras tendrán un especial acento.

-Tercer nivel de supervisión. Es la atribución que permite a la Superintendencia de Economía Solidaria ordenar, mediante acto administrativo particular y en uso de atribuciones administrativos especiales, los correctivos necesarios para subsanar una situación crítica de orden jurídico, contable, económico o administrativo de cualquier entidad del sector, sujeta a su inspección y vigilancia.

-Con ocasión de su distintas naturaleza, este nivel se estructura de manera diferente para las cooperativas que desarrollan su objeto en el sector real, en relación con aquellas que lo hacen en el financiero.

-Con la distinción efectuada en grados de supervisión, se abre la puerta a la configuración de un sistema de carácter selectivo, que acomoda a las empresas solidarias a la evolución que el tema ha tenido en el contexto nacional en otras latitudes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.