Secciones
Síguenos en:
CAOS EN EL NORTE POR AGUACERO

CAOS EN EL NORTE POR AGUACERO

En el norte de Bogotá llovió durísimo y se repitió la historia de los trancones, las alcantarillas rebosantes, los sótanos inundados y las comunicaciones interrumpidas.

Desde las 4 de la tarde no hubo luz en la calle 94 de la 7a. hasta la Autopista y en la peluquería de Germán Palomino, una de las más distinguidas de la ciudad, algunas clientas tuvieron que coger escoba. De nuevo, se desbordó la Quebrada del Chicó.

Por cuenta de su clima, el norte de la ciudad estuvo sumido en el caos. Allí un aguacero desata todas las maldades. Ayer, a lo largo de la calle 94 no había luz desde las 3:30 de la tarde, las comunicaciones telefónicas estaban bastante difíciles y los carros quedaron enredados haciendo nudos.

Por un momento, los vecinos y comerciantes del norte de la ciudad recordaron aquella tarde diluviana del 19 de diciembre de 1991, cuando por culpa del aguacero se desbordó la quebrada del Chicó, varios locales, sótanos y vehículos quedaron averiados y una persona murió ahogada.

Ayer, no hubo víctimas fatales, pero el caos fue total. Luego del aguacero, a lo largo de toda la calle 94 se encontraban trabajadores de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB) tratando de superar la emergencia. Según René Chacón, operador de la empresa, unos cien hombres se ocuparon de la vía, desde la 15 hasta la 7a.

Pero no había salida. En la 7a. el caos era aún peor como consecuencia del desbordamiento de la quebrada El Chicó. Según la EAAB, esto se debió a que la entrada al colector, ubicada en la 7a. con 93 estaba taponada con basuras. Esto obligó a que los obreros de la entidad retiraran todo el material de desecho no solo del colector sino de las alcantarillas de la calle 94.

Muchos edificios resultaron afectados. Un ejemplo fue el edificio San Fernando de la carrera 11 No. 96-43 que tiene una rampa de unos 60 grados de inclinación. Todo el sótano tenía unos diez centímetros de agua. Un habitante del edificio, Eduardo Garzón, dijo que yo vivo acá y toda la vida ha sido así y agregó que ya han enviado varias cartas al Acueducto, pero no les han arreglado el alcantarillado.

El edificio Vanguardia 94 en el número 13-49 también resultó afectado. Según informó Chacón, el problema en los edificios se debe a que los habitantes del sector botan basura y grasas al alcantarillado y a que los constructores arrojan lodo que va a parar a los desages.

Otro de los damnificados fue el conocido peluquero Germán Palomino. A las 2.30 de la tarde se inundó la parte baja de la peluquería donde había clientas como Paula Jaramillo del noticiero QAP y Ana María Trujillo de 24 horas. Una de ellas contó que tuvieron que subirse en puntillas para que les hicieran sus peinados en otros pisos.

En donde Germán Palomino hasta las clientas más elegantes tuvieron que ayudar a sacar agua a punta de escoba. Según Víctor Nazareth de la empresa Hidrosanitarias, quien acudió a ayudar en la emergencia, se tapó la succión de la bomba con mugre y cabellos. La lluvia contribuyó para que el nivel del agua subiera cinco centímetros sobre el piso de mármol, según informó la manicurista Egla Inés.

Pero mientras en los edificios se vivía una emergencia, en las calles había otra: los trancones. La calle 72 de la 24 hacia arriba estaba imposible desde las 2:30 de la tarde. Algunos conductores optaron por desviar por la carrera 20 para llegar a la 74 y quedaron más atascados, pues allí había un choque entre un swift y una volqueta.

En la 7a. las cosas iban peor y en la calle 85 no había por dónde pasar. Las carreras 9a., 11 y 15 eran un laberinto sin salida rápida.

Ante todas estas circunstancias, la presidenta de la Sociedad de Mejoras y Ornato de Bogotá, Elvira Cuervo de Jaramillo, dijo que el mantenimiento del box-coulvert de la quebrada por parte del Acueducto es prácticamente inexistente y que no se ha cumplido con las exigencias de la CAR desde la emergencia que se vivió en 1991.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.