LOS SECRETOS DE LACONEXIÓN FRANCESA

LOS SECRETOS DE LACONEXIÓN FRANCESA

Las controvertidas relaciones, negocios y contratos del francés Georges Attal con el actual gobierno quedaron al descubierto después de que el Jefe de Estado viajara a Francia a entrevistarse con su homónimo Jacques Chirac, a principios de este mes.

25 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

Attal, quien desarrolló actividades menores de asesoría de imagen en la campaña Samper Presidente , ha recibido del gobierno Samper siete contratos que superan los 1.300 millones de pesos.

Un descrestador Georges Attal es un publicista y diseñador francés de 41 años de edad. Las personas que lo conocen coincidieron en señalar que es un relacionista público, con un excelente trato personal, pero que su oficina carece de infraestructura para realizar su trabajo.

Según funcionarios de la campaña y fuentes diplomáticas consultadas por la Unidad Investigativa (UI) de EL TIEMPO, que pidieron mantener su nombre en reserva, afirmaron que las relaciones entre Attal y el Presidente se remontan a 1993 cuando Samper se desempeñaba como embajador en España. Según ellos, Attal y el Presidente son muy amigos.

A mediados de junio de ese año, Attal sostuvo una reunión con Samper, pues el francés requería la ayuda del entonces embajador para desarrollar sus actividades de asesoría de imagen de Colombia en España, derivadas de un contrato que había firmado con la Corporación Nacional de Turismo en 1992.

En 1994, Attal se vinculó a la campaña por el publicista colombiano Germán Medina, quien lo conoció por intermedio de la parlamentaria Ingrid Betancourt, en una comida realizada en agosto de 1993 en un restaurante bogotano.

Según el publicista Medina, Attal es un tipo muy simpático, es un encantador de serpientes y él supo que yo había hecho la campaña de Gaviria y estaba interesado en meterse de lleno para ganarse el afecto de los políticos. Yo le comenté que quería hacer la campaña de Samper y me dijo que si necesitaba infraestructura me colaboraba .

Conocí sus oficinas en las afueras de París. No era una gran oficina, era como un estudio, tampoco era la gran maravilla, aunque tenía computadores y toda la parte mecánica , concluyó el publicista Medina.

A este respecto, Fernando Botero señaló que cuando estuvo en Francia en 1993 conoció a Attal. Según Botero, es mentira que él sea un gran publicista y que maneje cuentas importantes en Francia. Attal es sólo un descrestador de calentanos .

Ingrid Betancourt indicó que conocí a Attal en un verano en Cartagena, en la playa. El es experto en relaciones públicas. Algunas veces cuando llegaba a Colombia me decía que quería conocer a tal o cual persona y yo no tenía ningún problema. La verdad es que terminó mejor relacionado que yo .

La campaña A pesar de que Attal sólo realizó algunos trabajos menores en la campaña, según Botero, a él lo presionaron Juan Fernando Cristo y Juan Manuel Turbay para que se contrataran oficialmente los servicios de asesoría de imagen con la firma Objective Lune.

Cristo negó esta afirmación y aseguró que tampoco le había ofrecido la asesoría oficial de la campaña. La UI llamó a Turbay, pero su secretaria dijo que estaba fuera del país y que no sabía donde localizarlo.

El 16 de enero de 1994, la campaña Samper Presidente realizó un seminario en Barranquilla cuyo objetivo según tres asesores de la campaña era oficializar la entrada de Objective Lune como firma asesora.

Después de algunas discusiones al interior de la campaña, se acordó realizar los trabajos con la firma Peter Hart Research Co. Cristo precisó que, Attal trajo unos asesores de Francia para examinar el caso de la segunda vuelta. Allá son expertos en segundas vueltas. Vinieron unos franceses y se hizo la presentación de cómo funcionaba la segunda vuelta. Pero nunca hubo contrato .

Los contratos Al mes de haber sido elegido Presidente, Samper viajó a Europa en compañía de su familia. A su paso por Francia, Attal los invitó a hospedarse en el castillo de Normandía ubicado en las afueras de París, todo corrió por su cuenta.

Desde entonces, Attal ha recibido del Estado siete contratos, directa o indirectamente, cuyo monto supera los 1.300 millones de pesos.

Con el fin de conocer su versión de los hechos, la UI le envió un cuestionario al presidente Samper y el secretario privado, Juan Mesa Zuleta, indicó que no corresponde a las funciones del Primer Mandatario el estar informando sobre sus relaciones con cada una de las personas que conoce .

El primer contrato es el 416 de 1994 por 565 millones de pesos firmado entre la Presidencia de la República y la firma de Attal. El objeto de este contrato es desarrollar una campaña promocional sobre la imagen de Colombia en los países de Francia, España, Inglaterra y Alemania .

Para algunos funcionarios diplomáticos consultados por la UI que prefieren reservar su identidad, las funciones que cumplía la firma de Attal, derivadas del contrato firmado con la Presidencia, correspondían a parte del trabajo ordinario que realizan las embajadas colombianas: la promoción de una buena imagen del país.

En 1994, la entonces embajadora en Francia, Gloria Pachón de Galán, envió una carta a la cancillería colombiana en la que pedía explicaciones de los trabajos encomendados a Attal pues, según lo expresó, se presentaba una duplicidad de funciones con la agregaduría de prensa que ella había creado en el gobierno anterior. Sus inquietudes nunca fueron resueltas.

Un alto funcionario diplomático de esa misión afirmó que las gestiones que cumplía Attal en Francia no respetaban las normas de protocolo establecidas en los convenios internacionales, que su oficina era muy pequeña y carecía de la infraestructura necesaria para adelantar satisfactoriamente su labor.

El alto funcionario que prefiere mantener su nombre en reserva precisó que, Attal es un simple intermediario. Todo su trabajo consiste en subcontratar los servicios con otras empresas que él se obliga a prestar. Su falta de protocolo molestaron a Gloria Pachón y al embajador en Alemania .

El entonces embajador en Alemania, Ricardo Sala, también protestó ante la cancillería colombiana por la presencia de Attal y logró que se cancelaran sus actividades en dicho país.

La duplicidad de funciones que cumplía Attal con las distintas embajadas de Europa contrasta con el dinero que gasta el Ministerio de Relaciones Exteriores en el desarrollo de las funciones encomendadas al francés.

La nómina de funcionarios que trabajan en la Embajada de Alemania asciende a 25 personas que le cuestan al erario 134 millones de pesos mensuales, la embajada de Francia tiene 25 funcionarios cuyo costo asciende a los 160 millones de pesos mensuales y las de Inglaterra y España, cuentan con 56 empleados cuyo mantenimiento cuesta 315 millones de pesos al mes.

Pura química Pero además de los contratos que ha recibido la firma de Attal, el francés fue socio de una firma de publicidad colombiana denominada Química Publicidad, según consta en una certificación expedido por la Cámara de Comercio de Bogotá.

Alrededor de 20 instituciones del Estado contrataron campañas de publicidad, de imagen y de diseño con Química cuando el francés era socio de la agencia. El costo de estos contratos supera los 1.300 millones de pesos y la agencia fue constituida el 30 de diciembre de 1994.

El primer contrato consistía en adelantar una campaña institucional de equidad entre sexos. El convenio por cinco millones de pesos fue pagado por Colciencias, el Icfes y el Icetex.

El segundo convenio otorgado a la agencia tiene un costo de 105 millones de pesos, fue pagado por el Icbf, el Ministerio del Medio Ambiente, la Red de Solidaridad Social, el Sena y el Fonade, por la elaboración de una campaña de publicidad.

El tercer contrato tuvo un costo de 200 millones de pesos y fue firmado entre la agencia y el Ministerio de Educación por la elaboración de avisos de prensa y comerciales para televisión.

El cuarto convenio fue pagado por el Ministerio de Trabajo, por la realización de otra campaña publicitaria que tuvo un costo de 60 millones de pesos. El quinto contrato fue cancelado por el Ministerio de Salud por la publicación de un aviso en algunos diarios regionales del país por un valor de 48 millones de pesos.

También se le concedió a Química un contrato de 60 millones con el Ministerio de Educación para que se hiciera el lanzamiento de la tarjeta joven. Mauricio Gaitán, gerente de la firma de publicidad, señaló a la UI que Attal no ha tenido nada que ver con los contratos que ha firmado con el gobierno.

Georges lo único que ha hecho es ofrecernos la ayuda de un experto francés en el diseño de publicidad europea, pero nunca cumplió. El era un socio más de una agencia que cuenta con importantes creativos y publicistas de trayectoria como Francisco Ortiz y Carlos Javier Camacho, pero nunca hemos recibido un sólo contrato por Georges .

Soy un coordinador de medios Frente a los cuestionamientos Attal señaló que su trabajo es de coordinación, de puente entre el gobierno colombiano y las firmas de publicidad europeas. Según él, su trabajo no es costoso y cumple una función muy importante.

Precisó que los contratos que firmó con el gobierno colombiano no son los únicos. En Estados Unidos (E.U.) existen varias empresas dedicadas a realizar las asesorías que el francés suministra.

El francés señaló que la mayoría del dinero lo gasta en las labores de publicidad que subcontrata. Dijo que la visita del presidente Samper le costó 10.000 dólares en alquiler de cámaras, salones y traductores. y que le consiguió una entrevista en el periódico Le Mond, un encuentro con el director del diario y una entrevista en televisión en el canal dos.

También destacó que coordinó, con los medios de comunicación, las visitas del general Rosso José Serrano a Francia y las de los ministros Rodrigo Villamizar, José Antonio Ocampo y Guillermo Perry a Inglaterra. En Viena trabajó en la cumbre antidrogas con el ministro de Justicia, Carlos Medellín.

Finalmente señaló que no desarrolló ningún tipo de gestión para que el gobierno de Samper le diera contratos a la firma Química Publicidad, que vendió su participación en la empresa hace dos meses y que no tiene ninguna inhabilidad para contratar con el gobierno.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.