XIMENA DEJA LA PUERTA ABIERTA

XIMENA DEJA LA PUERTA ABIERTA

Si hay alguna palabra que resuma la vida de la atleta Ximena Restrepo en estos momentos es cansancio. Antes de su participación en los Olímpicos de Atlanta, donde debió retirarse por una lesión en la primera ronda eliminatoria de los 400 metros, la antioqueña de 27 años dijo que abandonaba el atletismo.

25 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

Hoy, tres semanas después de terminar la justa olímpica, Ximena sigue firme en su decisión, aunque, no lo oculta, deja una puerta abierta para el regreso.

Por ahora, está feliz descansando y viviendo como una verdadera ama de casa en Chile, donde reside con su esposo Gert Weil. A Colombia vendrá el próximo mes de septiembre. EL TIEMPO la contactó telefónicamente en Santiago y esto fue lo que dijo: Ahora con más calma, sigue firme en su retiro del atletismo? Sí, creo que en este momento sigo pensando lo mismo porque quiero hacer otras cosas. Además, necesito descansar.

Cuáles fueron las causas reales de su retiro? Desde los Olímpicos de Barcelona-92 el rendimiento mío no fue el que yo esperaba; además también estoy un poco cansada y quiero hacer otras cosas, pero realmente no sé todavía que es. Ahora, en septiembre, me voy para Colombia de vacaciones un mes y después veré.

No está muy joven para retirarse? En realidad sí, todo el mundo me dice lo mismo porque los atletas de alto rendimiento por lo general duran hasta los 30 años y yo apenas tengo 27. Pero, por el momento, no estoy preparada para ello, porque estoy hastiada del atletismo y no estoy preparada mentalmente. De todas maneras, es bueno tener un descanso, pero si el año entrante me dan ganas, vuelvo a competir.

Entonces, será qué cambia de parecer? Sí, dejé una puerta abierta, porque para nosotros los atletas es difícil dejar el deporte.

Cómo vivió su primer día sin el atletismo? Relajada, (se ríe por primera y única vez durante toda la charla). Ahora estoy aprovechando para dormir un poco más, claro que en la tarde voy al estadio y entreno un poco.

Y cómo es un día en su vida? Me levanto tarde (9:30 a.m.), arreglo la casa y realizo las diligencias rutinarias del hogar. Por la tarde, entreno un poquito, me muevo (dos horas), pero todo muy relajado. Además, hago pesas en compañía de mis amigas. Ahora todo es más social.

Cuál fue el momento más triste de su carrera como atleta? Fue en el Mundial de Sttugart-93 porque iba como favorita y se pensaba en una medalla de oro, pero por una lesión quedé de quinta. Fue frustrante. Atlanta fue muy triste, pero yo no iba pensando en una medalla, sabía que si entraba a la final iba a ser un logro mayor.

Qué sentimiento la acompaña en estos momentos con respecto al mundo del atletismo? El sentimiento es bueno, sigo interesada, vivo pendiente de las noticias. Me da tristeza no estar en el Gran Prix, pero también me alegro de estar en la casa sin la competencia. En síntesis, es un sentimiento ambiguo.

Usted siempre se ha caracterizado por hablar de frente y sin tapujos, a quien quisiera decirle algo y por qué? De cosas malas es difícil, más bien quiero agradecer a Postobón todo el apoyo que me dio. Pase lo que pase, siempre me sentiré de la familia Postobón porque ellos siempre me han tratado bien.

Fueron ciertas las amenazas de muerte por no representar a Antioquia en los Juegos Nacionales? Eso es mentira, es puro cuento. Postobón nunca me dijo que no corriera en los Juegos Nacionales. porque las decisiones deportivas siempre las tome con mi entrenador. Además, quién me iba a amenazar? Eso es ridículo.

Cómo la recibieron en Chile? Aquí mis amigas estaban muy tristes porque pensaban que la lesión que había sufrido era muy grave. Yo estaba tranquila con el recibimiento porque a los amigos verdaderos no les preocupan los resultados.

Y cómo piensa que la van a recibir en Colombia? Lo mismo, mis amigos me van a recibir bien. No me he puesto a pensar en los medios de comunicación; además vivo muy aislada de lo que pasa en Colombia.

Usted estudió comunicación en los Estados Unidos, ejercerá esa profesión? Puede ser, pero sí me pintan algo interesante. Si fuera en Colombia tendrían que ofrecerle, también un buen trabajo a mi marido.

Ahora si pensará en tener familia? Por ahora no y la verdad es que la gente me presiona mucho. Para la maternidad hay que estar lista y yo no lo estoy...

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.