EL DAÑO ESTÁ EN LAS PRÁCTICAS

EL DAÑO ESTÁ EN LAS PRÁCTICAS

Las sesiones de guantes en los entrenamientos, no las peleas en sí, son las principales responsables de las lesiones cerebrales sufridas por los boxeadores, según un estudio.

25 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

En el estudio se comprobó que los boxeadores que más dificultades tienen para concentrarse y recordar cosas son aquellos que más sesiones de guantes hicieron. La cantidad de peleas oficiales que hizo el boxeador resultó irrelevante.

Los resultados del estudio fueron dados a conocer en la revista The Physician and Sportsmedicine. En la investigación se observó a 42 boxeadores profesionales con una edad promedio de 25 años y que han estado peleando casi diez años.

Se tuvieron en cuenta la cantidad de peleas de cada boxeador, la cantidad de asaltos que hicieron en los entrenamientos y la intensidad de esas sesiones de sparring. A todos los boxeadores les practicaron tomografías cerebrales.

Los boxeadores tenían un promedio de 56 peleas como aficionados y diez como profesionales.

Uno de los médicos que participó en el estudio, Barry D. Jordan, dijo que en la mayoría de los casos, los boxeadores indicaron que durante los entrenamientos se fajan casi tan fuertemente como en las peleas .

Se comprobó que la capacidad de memorización y de concentración descendía a medida que aumentaban los asaltos de entrenamiento. La cantidad de peleas oficiales no incidió en los resultados de los exámenes.

Jordan, ex médico de la comisión de boxeo del estado de Nueva York, dijo que las sesiones de guantes de los entrenamientos son, a menudo, casi tan intensas como las peleas oficiales.

La mayor parte de los traumas que sufren los boxeadores ocurren probablemente durante los entrenamientos. Los pugilistas hacen hasta 50 asaltos por semana mientras se preparan para una pelea , manifestó Jordan.

Cuando uno recibe un golpe en la cabeza, al cerebro no le importa si fue un golpe en un entrenamiento o en una pelea profesional, por dinero , comentó el médico de la comisión atlética de Nueva York, William E. Lathan.

El veterano apoderado de boxeadores Bill Cayton dijo que es difícil generalizar. Algunos boxeadores sufren problemas mentales y otros conservan todas sus facultades .

Además, cada boxeador encara de una forma distinta los entrenamientos, según Cayton, quien dirigió, entre otros, a Mike Tyson.

Algunos se aseguran que no son muy golpeados, mientras que otros van a la guerra en cada sesión de guantes, como Tyson. Tyson quiere fajarse, y salir victorioso, incluso en los entrenamientos .

Los autores del estudio no se aventuraron a especular qué impacto tienen estas lesiones en la capacidad de los boxeadores de desempeñarse en la vida, aduciendo que la mayoría son de origen muy humilde y poco educados, y que las dificultades que puedan experimentar no son necesariamente consecuencia de los golpes sino más bien de su origen socio-económico, o de una combinación de ambos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.