Secciones
Síguenos en:
MUCHA GENTE, MUCHA ESCOBA, POCA GANA

MUCHA GENTE, MUCHA ESCOBA, POCA GANA

Cuando se debió contratar con particulares la recolección del cuarenta por ciento de las basuras de Bogotá, la existencia de la Empresa Distrital de Servicios Públicos (Edis) empezó a cuestionarse. Quedó al descubierto entonces una empresa que debía recibir ayuda de la adminstración central hasta para pagar nóminas y a la que su función le quedaba tan grande al punto de que no tenía ni idea siquiera de la cantidad de basura que producía la capital, cuyos empleados de turno cubrían una cuota burocrática y que tenía un sindicato que se daba el lujo de imponer hasta los ascensos.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
02 de septiembre 1990 , 12:00 a. m.

La basura incontrolada obligó a la administración de Andrés Pastrana Arango a decretar una emergencia sanitaria. Y de eso hace ya casi un año.

Tiempo durante el cual no solo cambió el aseo en la ciudad sino en el que se empezó a ver la privatización total de la Edis como una eventual salvación para la empresa y para los usuarios. Ya han visto esa posibilidad tres gerentes y dos administraciones distritales.

Ahora le toca el turno a la gente y a la realidad.

De acuerdo con el actual gerente de la Empresa Distrital, Luis Ignacio Betancur, el principal problema al que tiene que enfrentarse es al de no saber cuánto vale el servicio que presta Edis y de ahí todo lo que se deriva: no existe la cifra de a cuántos usuarios se les presta el servicio, tampoco si son productores grandes, medianos, pequeños o mixtos de basura.

No se sabe a ciencia cierta cuánta basura produce Bogotá y menos si la gente y el equipo que hay es el suficiente, sobra o falta.

Es más, se sabe cuánto se le debe pagar a los consorcios pero no se tiene idea de si es un precio caro, barato o justo.

La administracion pasada tampoco lo sabía y debió actuar por pura intuición. Así fue como se dió el paso de mejorar el servicio contratando gente que sí sabía prestarlo. Pero el problema fue que la Edis no mejoró , dijo Betancur. Más allá de la nariz Y así como para nadie es un secreto que la Edis no sabe en dónde está, tampoco lo es el trabajo que actualmente presta.

Cifras suministradas por los gerentes operativos de la Edis, Luis García y de los consorcios Limpieza Metropolitana (Lime) y Ciudad Limpia, Carlos González y Armando Herrera, demuestran lo que Betancur llama un problema de costo laboral .

Algo que se explica en el hecho de tener empleados con jornadas laborales de seis y no ocho horas o en que la relación entre trabajadores operativos y administrativos sea de uno a uno en la Edis mientras que en los consorcios sea en promedio de 20 a uno , agrega el gerente.

Así, las estadísticas cuentan que mientras mil escobitas de la Edis recogen algo más de doscientos kilos cada uno en una jornada de trabajo, 167 de Lime recolectan quinientos kilos cada uno y en las mismas condiciones.

Igual con la recolección domiciliaria que muestra que mientras un camión de 25 yardas cúbicas de la Edis recoge en un turno un promedio de once toneladas, uno de Ciudad Limpia recoje 23 toneladas.

Desorden, caos o extinción potencial?. Problemas de ajuste. Porque, según Betancur, la tendencia es al mejoramiento.

Para la muestra su balance.

El gerente dice que se está ahorrando: no se van a comprar los 42 carros del Brasil porque su costo ascendía a los 1.500. 000.000 de pesos. En cambio, se le compraron 31 vehículos a una compañía nacional y se mandaron a reparar en talleres particulares, 29 carros más. Todo a un precio más bajo que el de los brasileros.

Con esto, no se invertirá en maquinaria sino hasta 1992. Más tiempo para las licitaciones , según el funcionario.

En cuanto a la autofinanciación (o cobro de tarifas) y luego de que se le suspendieran las transferencias a la empresa, por este año se recibirán entonces 7.700.000.000 de pesos que serán invertidos en pago de nómina.

De ahí la urgencia de actualizar las tarifas, ya que una cifra similar, 7.100.000.000 de pesos, es lo que se le debe pagar anualmente a los consorcios y no hay de dónde sacarla.

Inicialmente, se pretende reclasificar el cien por ciento de los medianos productores de basura, porque un estudio contratado por la pasada administración descubrió que de diez mil usuarios que están reportados como tales, cuatro mil resultaron ser grandes productores. En total, la Edis tiene clasificados como medianos productores a 59.000 usuarios y como grandes productores a 2.035.

De ello se dedujo que más del cuarenta por ciento de los medianos productores están al debe con la Empresa.

Por otra parte, se actualizarán tarifas con la colaboración de las empresas de Acueducto y de Energía ya que otro estudio localizó a mil grandes usuarios del servicio de agua que estaban clasificados como pequeños productores de basura (factura residencial).

Igual se hará con 250.000 usuarios de energía que no son usuarios de acueducto y que, según los cálculos, podrían rotularse (previo estudio) como pequeños productores de basura. Ellos empezarían a recibir por primera vez una factura de Edis.

Con todo, se pretende alcanzar siquiera el millón de usuarios facturados para los primeros meses de 1991, ya que en la actualidad solo hay 781.088. Mañana: Los bolsillos rotos de la Edis. A muchos les cobra menos de lo que debe. La gente evalúa el servicio de Edis Pero antes de empezar a a hacer, hay que ver lo hecho.

La Edis no abarca aún el sesenta por ciento de la ciudad que se le asignó: Usme, suroriente, Ciudad Bolívar, Centro y Suba. Hay zonas y barrios donde todavía no se presta un servicio regular. Y también hay casos de casos.

Como el barrio Betania, de Usme, que está pavimentado en su totalidad pero por donde jamás se ve un escobita, según el presidente de la Junta de Acción Comunal, José Rufino Benítez.

La recolección domiciliaria, que se lleva a cabo dos veces por semana, no cobija a todo el barrio. Para la muestra, los dos eternos basureros de la calle 82 Sur con carrera 44 y 48 Este.

En el barrio Monteblanco, del mismo sector, el servicio es tan deficiente que, según el presidente de la Junta, Ernesto Galeano, la gente piensa hacer un paro.

El barrio está contra el río Tunjuelito y la Edis solo pasa por la parte oriental cada 15 días cuando llegan volquetas de la empresa. Y para colmo, los recibos le están llegando a los usuarios con incrementos que llegan a los cinco mil pesos, cuando se les cobraba por el servicio algo más de trescientos pesos.

Aunque la real desazón la provoca el olor que expide su vecino, el relleno de Doña Juana. Igual con el barrio Serranías en donde lo mismo que Monteblanco, Bellavista y Tenerife, las volquetas son muy poco vistas y muy extrañadas .

En La Sureña, el problema es todavía mayor. Allí, hace cerca de tres meses, según los residentes, la Junta Comunal se reunió y le pidió a la Edis que pasara. Así se hizo y se mandaron volquetas, pero por unas semanas solamente, luego no volvieron. Así, la basura la queman o la arrojan a una quebrada.

Claro que en Santa Librada y Lucero Sur, las cosas son menos malas. En el primero, los recolectores pasan regularmente cada quince días y hace una semana hubo fiesta: vieron por primera vez un escobita.

En Lucero, según la gente, hace dos meses que se ajuiciaron los de Edis . Dejan contenedores y los recogen, igual, pasan volquetas pero solo por algunas calles como la 65 Bis. En ambos barrios la gente protesta por los recibos.

En el centro de la ciudad la situación no varía mucho. En El Dorado Centro-Oriental, los carros de la Edis padan cada 15 o veinte días solo por la calle del salón comunal. La gente entonces se acostumbró a ver el salón como su botadero más cercano, aunque algunas veces optan por quemar la basura.

En otra calle, esta vez de la Perseverancia, la carrera 5a., los basureros no son grandes pero sí milimétricos: hay uno pequeño en cada esquina.

En Lourdes, la Junta Comunal opina que los únicos puntuales son los recibos. Allí, hay oportunidades en que la basura se recoge solo una vez al mes y en la esquina del colegio Jorge Soto del Corral más conocido como el muladar .

Claro que en días pasados la gente se organizó y armó una campaña para reoclectar la basura, la Edis les colaboró enviándoles una volqueta.

Aunque la gente de los alrededores de la Plaza de Egipto no tiene por qué quejarse. Contenedor que dejan es contenedor que se recoge puntual.

En el barrio San Bernardo, la gente coincide en que desde hace dos meses viene mejorando notablemente el servicio. Escobitas y recolectores, a pesar de que las calles no están en muy buen estado, son puntuales.

Igual en el barrio Santa Rosa de Lima, cuyos andenes son escalinatas. La gente entonces baja su basura a la calle 1D o a la carrera 5 Bis, las dos únicas pavimentadas del sector y por donde pasan puntuales los carros de la Empresa Distrital.

Pero no todo fue gloria. Casualmente, esta semana no pasaron. Qué pasó con... El tierrero con los consorcios: el viernes se entregaron las primeras aceptaciones bancarias.

La ineficiencia del taller: se compró un carro-taller ambulante.

Los microrruteos: funcionaron. Redujeron los recorridos de los recolectores en casi un 30 por ciento.

Los carritos de los escobitas: Se cambiaron por unos similares a los de los consorcios y se vendieron por chatarra.

La reducción de nómina: Nada. Siguen los treinta nuevos cargos que se crearon durante la pasada adminstración. Reserva del gerente.

El sindicato: No a la privatización .

La renuncia del gerente: Falso. Nada en contra de los conservadores eficientes.

Plazas de mercado: Abierta la privatización. Ya hay propuestas de cooperativas, juntas y asociaciones comunales. En noviembre se da la noticia.

Matadero: Desahuciado. Junto con el Cementerio se privatizará el año entrante.

Las Unidades de Barrido: Siguen habilitándose espacios debajo de los puentes.

Jubilados y cesantías: Sigue la lucha. La culpable es la deuda con Favidi.

Las quejas: Si no se presta el 50 por ciento del servicio, no se cobra tarifa.

Serafín: Se regeneró y está de vacaciones...

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.