Secciones
Síguenos en:
UN NORTE EN EL SUR

UN NORTE EN EL SUR

Aquí no llueve. Escribo a veintisiete kilómetros del Gimnasio Moderno. Dos años después de habernos metido de cabeza en el proyecto de los colegios por concesiones. Aquí se le ve la espalda a Bogotá. Lejísimos. La espalda para nosotros los que vivimos en el norte, la cara para los que viven en el sur. Las niñas y los niños del Gimnasio Distrital Sabio Caldas empiezan a tener un mejor futuro. Así se llama nuestro colegio.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
06 de septiembre 2001 , 12:00 a. m.

Aquí no llueve. Escribo a veintisiete kilómetros del Gimnasio Moderno. Dos años después de habernos metido de cabeza en el proyecto de los colegios por concesiones. Aquí se le ve la espalda a Bogotá. Lejísimos. La espalda para nosotros los que vivimos en el norte, la cara para los que viven en el sur. Las niñas y los niños del Gimnasio Distrital Sabio Caldas empiezan a tener un mejor futuro. Así se llama nuestro colegio.

Ya somos veintidós los colegios por concesión, y el proceso se va decantando. Vamos bien. Sin hipérboles. Sin mesianismos. Pienso en quienes veían en el invento una forma de privatizar la educación pública. No es cierto. Pienso también en quienes por mala información han estigmatizado con el hierro hirviendo de la intolerancia, a una zona como Ciudad Bolívar. Tampoco tienen razón. Qué gente maravillosa hay acá. Más de un millón de colombianos con muchas ganas de salir adelante. Sólo necesitan oportunidades. Espacios para expresarse. Más democracia real. Menos palabras.

Cierto es, que también hay resentimiento. Difícil esperar otra cosa. Qué queríamos acaso? Pero eso no importa ahora. Importa que existe la oportunidad para acabarlo. Aquí también se canta el himno nacional y se sufre si la selección de fútbol pierde. Aquí no hemos prometido nada. Cumplir con nuestro deber de educadores y lo que ello significa. Nada más.

Aquí nos hemos quitado el yugo del paternalismo, y la quimera barata de los resultados a corto plazo. Necesitamos tiempo y lo tenemos. Y si tenemos tiempo, es porque tenemos esperanza. Esperanza en este país, porque no hay otro.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.