BUD AGITA LA PELEA DE LAS CERVEZAS IMPORTADAS

BUD AGITA LA PELEA DE LAS CERVEZAS IMPORTADAS

A Anheuser-Busch no le preocupa la desaceleración ni el hecho de que en Colombia el segmento de cervezas importadas apenas equivalga al dos por ciento del mercado total nacional.

25 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

Por eso se decidió a distribuir sus líneas Budweiser y Budweiser Light en el país a partir de la próxima semana, a través del contrato que firmó con la colombiana Internaciones y con el cual piensa conquistar el 50 por ciento del mercado colombiano de cervezas importadas.

La Budweiser es hoy por hoy la marca con más participación de mercado en el mundo (el cuatro por ciento) y la Light es la tercera del mismo ranking. Por su parte, Anheuser-Busch controla el ocho por ciento de la producción mundial de cerveza, seguida por la multinacional holandesa Heineken, la estadounidense Miller Brewing Co. y la japonesa Kirin Brewery Co.

Los planes actuales de Anheuser-Busch están dirigidos a la expansión, especialmente hacia Latinoamérica. La empresa quiere concentrar la fabricación en las 12 plantas que opera en Estados Unidos y distribuir a nuevos mercados.

Eso fue lo que hizo en este año luego de firmar un acuerdo en Brasil con la Companhia Antarctica Paulista, en Argentina con la Compañía Cervecerías Unidas (CCU) y Buenos Aires Embotelladora S.A. (BAESA) y en Chile con la misma CCU, para iniciar la distribución este año. De otra parte, la empresa opera en México, en asocio del Grupo Modelo y en Centroamérica con las cerveceras locales.

Luego de establecer esos frentes, la multinacional se decidió a reforzar su operación en el norte de América del Sur, donde comercializa actualmente 600.000 cajas al año y su mercado más fuerte es el ecuatoriano.

Sin embargo, tanto para ese país como para Perú y Colombia el ingreso de las marcas no se ha acordado directamente con las cerveceras sino con grandes distribuidoras, a pesar de que inicialmente se intentaron acercamientos.

Nosotros estuvimos de acuerdo porque no nos implica un costo adicional muy alto, al tiempo que nos beneficiamos de la relación con una empresa del tamaño de Anheuser-Busch , dice Juan Carlos García, miembro del comité ejecutivo de Internaciones.

Ambas empresas esperan vender en el primer año cerca de 185.000 cajas (3.500 millones de pesos) y en el segundo elevar la cantidad a 250.000 cajas anuales.

Las otras La multinacional estadounidense tomó la decisión de ingresar a Colombia considerando que se trataba de un país con un consumo de cerveza per cápita creciente y con condiciones de seguridad más favorables que las de hace cuatro años cuando analizó el mercado por primera vez.

Por entonces, el renglón de las importadas no superaba el uno por ciento de la venta total y estaba concentrado en unas pocas marcas. Durante cada uno de los últimos dos años, sin embargo, se han vendido en el país cerca de 500.000 cajas de cerveza (cada una tiene 24 unidades de 12 onzas), lo cual le representó a la bebida importada un crecimiento de un punto en la competencia cervecera total.

Si bien la importada es una cerveza más costosa y eso le impide acelerar su crecimiento, el segmento ha incrementado sus ventas mediante la búsqueda de nuevos consumidores, dispuestos a pagar entre 900 y 1.200 pesos por una cerveza. Hoy mueve aproximadamente 14.000 millones de pesos anuales.

Este año, sin embargo, el mercado ha caído el seis por ciento y se espera que hacia diciembre este no muestre crecimiento alguno con respecto al 95, lo cual no preocupa a los empresarios.

El ranking de las marcas preferidas en el país es el siguiente: Corona, Tecate, Heineken, Labatt Breweren, Miller y Beck s, entre otras.

Para David Rubinstein, gerente de la importadora de Corona, Dicermex, el ingreso de las marcas Bud es la primera gran competencia en territorio nacional.

Somos la única importada que sigue creciendo porque Corona es una cerveza latina. Acá no pegan las estadounidenses porque representan otro tipo de rumba. Además, la nuestra seguirá siendo 100 pesos más barata y tiene la ventaja del envase transparente y de la suavidad que atrae a las mujeres , dice Rubinstein.

Lo cierto es que la competencia de marcas en América Latina está planteada entre Corona y Budweiser y Colombia será un nuevo campo de acción. Los empresarios reforzarán la publicidad y el entrenamiento de meseros y vendedores.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.