ALCALDÍA LE PAGÓ A TODOS

ALCALDÍA LE PAGÓ A TODOS

El pasado viernes se paralizó prácticamente la actividad en Riohacha ya que la totalidad de los empleados se dirigieron desde las primeras horas de la mañana a los bancos.

19 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

Se trataba de hacer efectivos los cheques correspondientes al pago de los meses de febrero, marzo, abril, mayo, junio y la prima semestral, más dos primas de 1994 y el sueldo de diciembre de ese mismo año.

A la Administración le tocó desembolsar 1.350 millones de pesos comprometiéndose a cancelar al magisterio una prima pendiente del año 94.

Aunque los empleados estaban incrédulos con este acontecimiento, al final de la tarde celebraron con música, ron y maizena como si se tratara de la iniciación de un carnaval.

El pago de las mesadas atrasadas le permitió al alcalde de Riohacha, Luis Gómez Pimienta, superar una crisis de funcionamiento que vivía el municipio desde el comienzo de la actual administración.

El Alcalde aprovechó la ocasión para felicitar a los empleados de servicios generales y públicos al igual que a los secretarios del despacho y jefes de sección por el entusiasmo y entereza que le han puesto a la gestión administrativa pese a las dificultades económicas.

Adicionalmente, llamó la atención de los mandos medios, quienes a pesar de encontrarse dentro de la carrera administrativa han sido, a su juicio, los más negligentes y perezosos, y quienes han obstaculizado, en muchas ocasiones, la marcha de la administración.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.