LA PERSPECTIVA FEMENINA

LA PERSPECTIVA FEMENINA

En el reciente encuentro pereirano de críticos y periodistas del cine, Mayra Pastrana invitada especial de Cuba expuso el punto de vista femenino en algunas cintas contemporáneas y sostuvo que el papel tradicional de la mujer ha sido relegado a perfiles sumisos o abnegados y a otros simplemente degradantes por su recurrente manipulación de índole sexual. Los directores Michelángelo Antonioni, Woody Allen, Igmar Bergman y Pedro Almodóvar fueron citados como brillantes excepciones al crear comportamientos reflexivos y participantes que suelen ser asumidos por sus actrices principales.

23 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

Antonia, bajo la conducción de Marleen Gorris, es una preciosa producción holandesa que fue justamente recompensada por el Oscar a la mejor película extranjera de 1995. Cuatro generaciones, encabezadas por una bisabuela de carácter férreo que transmite su vocación libertaria y sus principios humanos a la hija soñadora Daniela, a la nieta dotada de una precoz inteligencia Teresa y a la bisnieta narradora Sara quien a su vez aprende de las mejores lecciones de toda una vida.

Cada una de estas mujeres posee rasgos disímiles que contribuyen a delinear uno de los cuadros de costumbres familiares y campesinas más completos de los últimos años. Personificada por la talentosa dama Willeke Van Ammelrroy, Antonia decide vivir el último día de su existencia y para tal efecto procede a recordar los episodios más significativos del medio siglo que pasó en ese lugar del mundo en donde para siempre quedaron sus huellas y sus restos léase descendencia.

En medio de los parajes idílicos de la campiña belga, rodeadas de locos y tarados que parecen extraídos de una provincia macondiana en Europa, ellas recorren un viacrucis pero superan con imaginación y entereza las pruebas que se les atraviesan en el camino. Nunca dan un paso hacia atrás, aman a los hombres que les interesa y aceptan la maternidad como una necesidad impostergable de realizarse plenamente y mantener la institución del matriarcado.

El realismo mágico, de franca inspiración flamenca en la historia del arte, da rienda suelta a lo extraordinario y brota con la facilidad de aquellos muertos queridos que se niegan a ser enterrados, en el aletazo de un ángel de piedra que solo ve Daniela, en aquella esposa que aúlla durante las noches de luna llena o... en los espíritus que vagan por el cementerio. La cotidianidad se revela en todo su esplendor, en situaciones desbordantes que denuncian los estragos del machismo y recrean soluciones no desprovistas de crueldad y desesperación. Los lazos estrechos de solidaridad e iniciativa comunitaria abren paso al toque humano imperecedero que respeta la sexualidad del vecino y adopta matices tolerantes en franca convivencia con el alma holandesa.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.