Secciones
Síguenos en:
LOS SEGUROS OBLIGATORIOS

LOS SEGUROS OBLIGATORIOS

Se responde la segunda parte de la carta remitida por el ingeniero Germán Zapata, quien desea tener información respecto a qué se necesita para obtener la personería jurídica; si existe la obligación de tener un contador juramentado en los en la junta o consejo de administración, y si están los propietarios obligados a tener pólizas de seguros. Respuesta

Por el hecho del sometimiento de un edificio a la Ley 16 de 1985 se crea la persona jurídica, diferente de los propietarios de los bienes de dominio particular.

La misma Ley establece la posibilidad de que los propietarios de un inmueble, ya sometido a la propiedad horizontal, puedan acogerse a su normatividad para efectos de obtener la personería jurídica, previa reforma del reglamento.

El Decreto 1365 de 1986 reglamenta el procedimiento especial que deben seguir los propietarios de los inmuebles sometidos a la Ley 182 de 1948.

El Decreto prevé una primera convocatoria a la asamblea en la que se decidirá por las cuatro quintas partes de la totalidad de los propietarios. Si en esa oportunidad no se logra el quórum, se hará una segunda convocatoria y la asamblea podrá deliberar con un número plural de propietarios que represente por lo menos al 80 por ciento del total, y decidirá con la mitad más uno de los votos.

Si después de esos dos intentos tampoco se logra la asistencia, se debe convocar a la tercera reunión dentro de los diez días hábiles siguientes. La asamblea podrá deliberar, entonces, con un número plural que represente por lo menos al 50 por ciento del total de coeficientes del edificio o conjunto y decidir con la mitad más uno de los votos presentes.

Elaborada y aprobada el acta, así como el nuevo texto del reglamento, serán protocolizados en la notaría, y el reglamento se registrará en la Oficina de Registro de Instrumentos Públicos.

De esta forma, en virtud del sometimiento a la Ley 16 de 1985, mediante el cumplimiento de los requisitos anotados, se constituye la personería jurídica, sin necesidad de reconocimiento por parte de alguna entidad.

Hasta el momento, en Bogotá, las alcaldías locales vienen cumpliendo por normas nacional y distrital la función de registrar y certificar sobre la existencia y representación legal de las personas jurídicas que se crean por ministerio de la Ley 16.

Para el efecto, es necesario presentar copia de la escritura de protocolización y el acta de la asamblea respectiva, sobre la aprobación del cambio de régimen.

Con relación a los seguros que deben contratar los propietarios, las leyes de propiedad horizontal consagran como obligatorio el de incendio.

Sin embargo, la asamblea, de acuerdo con las disposiciones y atribuciones contenidas en los reglamentos, puede tomar otras pólizas, para dar mayor protección de riesgos a los bienes comunes.

Entre esos otros seguros se cuentan como los más urgentes el de terremoto y el responsabilidad civil extra contractual.

El Decreto 1365 de 1986 contempla esta posibilidad cuando atribuye, expresamente, al administrador, la función de contratar y mantener vigentes los seguros exigidos la ley o por el reglamento de propiedad horizontal.

Igualmente, cada propietario puede contratar seguros individuales por su cuenta, para amparar su bien privado en caso de que los seguros colectivos contratados por la copropiedad o la persona jurídica no se extiendan al mismo.

El valor del amparo de incendio, así como los adicionales que se tomen para las áreas comunes, se incluyen en el presupuesto ordinario, y por tanto, se pagan dentro de las cuotas de administración de acuerdo con el coeficiente o lo previsto en el reglamento.

Las indemnizaciones provenientes de seguros quedarán afectadas, en primer término, a la reconstrucción del conjunto en los casos en que esta procede. Y en el evento de que el inmueble no sea reconstruido, el valor de la indemnización se distribuirá en proporción al derecho de cada propietario del bien privado.

Por último, aunque la Ley 182 de 1948 menciona el seguro de ascensor, actualmente las compañías aseguradoras no amparan los daños producidos en esos bienes, y por esa razón, se acostumbra celebrar contratos de mantenimiento de los mismos.

Recomiendo a Germán Zapata revisar el Consultorio Jurídico publicado el 20 de mayo de 1995, sobre las personas que ejercen las funciones de revisores o contadores en los edificios.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.