Secciones
Síguenos en:
El cultivador de manzanas dice adiós

El cultivador de manzanas dice adiós

La historia alrededor del fundador de Apple, y, junto con Bill Gates, uno de los genios de la computación moderna, ha estado signada por la visceralidad y lo vertiginoso.

Desde el comienzo de su vida, por cierto, humilde, hasta la silla que ocupó hasta hace poco frente a la empresa más valiosa del mundo de la tecnología (350 mil millones de dólares), Steve Jobs forjó una personalidad marcada por el secretismo y los rumores de tiranía y genialidad mezclados. Nada hacía prever que ese niño nacido el 24 de febrero de 1955, al que su madre y su padre (de origen sirio) entregaron en adopción a la pareja Paul y Clara Jobs, maquinista ferroviario y ama de casa, respectivamente, acabaría siendo uno de los genios que registrará la historia de la tecnología. Inquieto desde niño, pero recio, analítico, se cuenta que en los veranos se dedicaba a cosechar manzanas, la fruta que de manera definitiva marcaría su vida. Jobs era aún muy joven cuando la familia se mudó a Palo Alto (California), que comenzaba a perfilarse como el epicentro del desarrollo tecnológico de los Estados Unidos.

A los 12 años, tras graduarse de un colegio de clase media en Cuppertino, Jobs se vinculó al grupo Hewlett-Packard Explorer Club, en el que confirmó que su obsesión por los computadores y la tecnología no era cosa pasajera. Años después, trabajaría como empleado temporal, en el verano, en esa misma empresa, donde conoció a Steve Wozniak, un joven callado, pero gran conocedor de temas de tecnología y programación computacional. Jobs nunca terminó estudios universitarios. En 1972, se inscribió en la Universidad Reed College, en Portland, pero tras el primer semestre se retiró, conmovido por los sacrificios que sus padres debían hacer para poder pagar sus estudios y porque solo quería trabajar de inmediato. Por ese entonces, encontró otra de sus pasiones: la caligrafía. En la universidad, asistió como oyente a varias clases de dicha materia y también comenzó a interesarse por asuntos espirituales, que lo llevaron a hacer un viaje a la India. De regreso a Estados Unidos, logró un empleo en Atari Inc. como programador de videojuegos. Asistió a varios grupos de interés en temas de tecnología en el naciente 'Silicon Valley', donde el destino lo volvió a poner frente a frente con Steve Wozniak, que por entonces ya tenía clara una meta: construir un computador casero. Jobs le propuso que se asociaran, pero Wozniak era empleado de Hewlett-Packard y debía, por contrato, ofrecer primero su idea a la compañía. Por fortuna, ni el diseño ni el concepto gustaron a HP, entonces Jobs decidió vender su camioneta y, con ese dinero, asociado ya con Wozniak, fundaron Apple Computer Inc., en abril de 1976, en el garaje de la familia Jobs.

La manzana se madura Pronto comenzaron a producir y vender el Apple 1, cuyas primeras unidades vendían puerta a puerta y construían sobre pedido. Fueron más de 200 unidades las que vendió Jobs en poco tiempo, lo que llevó a la naciente Apple a aumentar su capital y su producción para luego, en 10 años, convertirse en una de las empresas más importantes del sector, con 4.000 empleados. Sus estudios de caligrafía le sirvieron para diseñar la tipografía de los primeros Mac, un ícono en la actualidad. Fue tal el éxito de la compañía, que el mismo Jobs contrató al presidente de Pepsi de la época, Jhon Scully, para que liderara a Apple, tras la salida de Wozniak, quien se había retirado luego de un accidente aéreo. En 1985, el Apple Macintosh costaba 2.500 dólares y las ventas comenzaron a bajar. Los competidores lanzaron modelos más potentes y económicos y rápidamente las finanzas de Apple sucumbieron. Ese mismo año, tras el despido de 1.200 empleados y la imposición de Scully como timón de la empresa, Steve Jobs decidió que se retiraría.

A su salida, compró la empresa The Graphics Group, que con los años se convertiría en Pixar Animation Studios. Allí, creó un sistema de animación digital llamado RenderMan, con el que construyó hitos del cine animado como Toy Story, Monster Inc, WALL-E, Cars, Bichos y Buscando a Nemo, entre tantos otros títulos exitosos. Cuando Disney decidió comprar a Pixar, en el 2006, Jobs se hizo socio de la compañía de la que fue director hasta hace poco. Cuando salió de Apple, Jobs había fundado la empresa NexT Computer, con la que desarrolló un sistema operativo llamado Nextstep y fabricó computadores para educación. En 1996, Apple compró a Next Computer por 350 millones de dólares, y se configuró así el retorno del líder a la compañía. Reconquistando la manzana La situación era terrible cuando Jobs volvió a Apple para ocupar el máximo cargo en la empresa y, ante esto, debió terminar con varios proyectos de asocio que no funcionaban. Por eso, en el MacWorld de Boston, en 1997, Jobs se presenta con un plan de rescate. Anuncia que "un socio" invertirá dinero en la empresa y aportará software para el ambiente Mac. Acto seguido, Bill Gates aparece en escena, en video, ante los miles de fanáticos de la marca, anunciando una inyección de capital y el desarrollo exclusivo de aplicaciones como Office para Mac. Lo que siguió para Jobs y Apple fue una historia de amor, de reencuentro entre marca y creador. En 1998, introdujo el iMac; el iPod y su revolución en la venta de música, en el 2001; el iPhone, en el 2007, y el iPad, en el 2010, productos todos líderes en el mercado. Ahora, a sus 56 años, tras el descubrimiento de un cáncer linfático en el 2009, que ya lo había alejado de la empresa en tres ocasiones, Jobs da un paso al lado, todo indica que esta vez definitivamente. No se irá. No se despegará del desarrollo y de la evolución de Apple, aunque su ausencia seguramente resentirá la imagen de la empresa, que ha dado un vuelco impresionante a la computación y el entretenimiento digital. Como en sus inicios, Jobs cosecha tranquilo esa manzana que sembró

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.