MÉXICO APROVECHA LA FUERZA DE SU INDUSTRIA EXPORTADORA

MÉXICO APROVECHA LA FUERZA DE SU INDUSTRIA EXPORTADORA

La fuerza del sector exportador mexicano se mantiene, pese a una subida del 22% del peso en lo que va de año contra las divisas de referencia. Se trata de uno de los ejemplos más concretos de cómo la economía del país ha superado lo peor, gracias al nuevo compromiso de las empresas hacia los mercados de otros países. (VER GRAFICAS: PANORAMA OPTIMISTA)

22 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

México informó esta semana que las exportaciones de bienes manufacturados entre enero y julio de 1996 alcanzaron US$44.500 millones, un incremento del 22,8% en comparación con el mismo período del año anterior. Las importaciones durante el período de siete meses ascendieron a US$39.600 millones, un aumento del 22,1% respecto al año pasado. El resultado? México se jacta de un superávit comercial de casi US$5.000 millones este año.

Las exportaciones son vitales para México por varias razones. Primero, proporciona moneda dura a las compañías locales y a la larga al gobierno, que necesitan para pagar sus deudas internacionales. Pero más importante todavía, los mercados de exportación ofrecen a las empresas mexicanas una fuente alterna de ganancias cuando la economía local se tambalea.

Los economistas temen que el auge mexicano en materia de exportaciones haya sido simplemente el resultado de empresas que buscaban mercados temporales en otros países para reemplazar el nefasto colapso de la demanda que ocurrió a raíz de la recesión mexicana en 1995, la peor de la historia. Sin embargo, la tendencia a exportar cada vez más podría indicar que las empresas mexicanas finalmente se han comprometido a permanecer a largo plazo en los mercados internacionales a pesar de las fluctuaciones de la divisa.

Clientes permanentes El año pasado las empresas mexicanas se dieron cuenta de que no tenían un mercado interno y necesitaban diversificarse , dice Jonathan Heath, economista independiente en México. Ahora se han dado cuenta que tienen que atraer clientes de otros países, no sólo temporalmente sino de manera permanente .

El compromiso con nuevos clientes extranjeros es algo crítico para la salud de la economía mexicana porque hará que muchas empresas amplíen su capacidad de producción y creen nuevos empleos en la economía local. Un ejemplo es el Grupo Industrial Alfa SA, conglomerado con sede en Monterrey.

Durante muchos años Alfa ha exportado fibras sintéticas a clientes en Estados Unidos. Pero después de un tiempo la firma llegó a la conclusión de que la demanda mexicana no sólo se recuperaría, sino que era probable que creciera. Alfa invirtió hace poco unos US$75 millones en una nueva planta que proporcionará a la compañía suficiente capacidad de producción para hacer frente al aumento de la demanda interna y sus clientes en otros países.

La estrella de las exportadoras mexicanas es Grupo Modelo SA, productor de la cerveza Corona. Emilio Fullaondo, portavoz de la compañía, dice que el alza del peso ha afectado las ganancias de Modelo. Pero la empresa mantiene un gran compromiso con los mercados exportadores y hoy vende su producto en más de 100 países, a pesar de las fluctuaciones del peso.

Las exportaciones de Modelo aumentaron un 30% en los primeros seis meses del año y la demanda también aumenta en México. Para satisfacerla tanto en México como en otros países, Modelo construye una planta en el estado de Zacatecas a un costo estimado de US$400 millones, que aumentará la capacidad de producción en un 10% y creará cientos de empleos.

Otros productores de alimentos, como Grupo Bimbo SA, Tablex SA, Grupo Herdez SA y Sigma Alimentos SA, disfrutaron de ganancias similares al mantener simultáneamente ambos mercados.

El economista Heath dice que un peso más fuerte podría no afectar la competitividad de las exportaciones porque los costos de mano de obra mexicana no han aumentado mucho este año. Agrega que las compañías mexicanas son más productivas a raíz de enormes inversiones en planta y equipamiento durante los últimos años.

De hecho, una parte significativa de las importaciones de México fueron los equipos comprados por compañías dirigidas a la exportación, conocidos como bienes intermedios, que esas compañías compran para después usarlas en la fabricación de productos de exportación.

Desc SA es otra firma que se ha colocado de manera excepcional para lograr ganancias de la ventaja comercial de México. Con posiciones en empresas avícolas, de piezas para automóviles, bienes raíces y petroquímicos, Desc prospera en momentos que aumenta el gasto del consumidor en en México, pero pueden cambiar rápidamente a las exportaciones durante una recesión interna. Nuestro objetivo es tener siempre por lo menos un 30% de nuestras ventas vinculadas a las exportaciones , dice el tesorero de Desc, Arturo Da Costa. Los ingresos este año de su filial de piezas de automóviles han aumentado más del 50% respecto a 1995. Da Costa dice que Desc fácilmente puede ampliar sus ventas internas en una economía en recuperación sin tener que disminuir las exportaciones.

País competitivo Tubos de Acero de México SA (Tamsa), es otra clara ganadora. Uno de los principales productores del mundo de tuberías de acero sin costura, utilizadas en la extracción de petróleo, Tamsa era uno de los principales exportadores incluso antes de la crisis. Según Gerardo Varela, director general de finanzas, la devaluación del peso nos dio un costo mucho más competitivo en término de dólares, lo que significó que podíamos colocar un volumen mucho mayor de nuestras ventas en las exportaciones .

De 300.000 toneladas métricas de tubería que Tamsa vendió en los mercados internacionales en 1994, las exportaciones de la firma deberían llegar al medio millón de toneladas este año. Parte de ese volumen vendrá de lo que Varela califica de exportaciones indirectas . En un negocio que cerró con Energy Ventures Inc., con sede en Houston, Tamsa arrienda a la empresa estadounidense espacio en su planta de Veracruz, que le vende tubería sin terminar a Energy Ventures, que la modifica para exportarla. Esta se usa en pozos petroleros y de gas natural.

México se ha convertido en un país competitivo que exporta a todo el mundo , explica Varela, que cita los bajos costos de mano de obra y electricidad. Este año Tamsa entregará a Energy 25.000 toneladas métricas de tubería por un valor de US$25 millones, que a su vez la reexporta a sus clientes en otros países.

Grupo Bimbo, la segunda compañía de productos horneados de México, se aprovechó de la debilidad del peso mexicano para aumentar las exportaciones de un nuevo producto: frutas procesadas. La compañía comenzó exportando sus líneas de mermeladas de frutas y almíbares en los años 80 desde su planta de Michoacán, que vende a agentes en Europa y Estados Unidos. Fue una labor que nos hizo aprender mucho , afirma Rafael Vélez, jefe de finanzas de la empresa. Es muy diferente a vender pan y tortas en México .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.