EL MERCADO DE DEUDA TEME UNA POSIBLE VICTORIA REPUBLICANA

EL MERCADO DE DEUDA TEME UNA POSIBLE VICTORIA REPUBLICANA

Muchos administradores de fondos de inversión especializados en deuda se proponen votar por el candidato presidencial del Partido Republicano, Bob Dole. Pero les preocupa cómo podría influir su elección sobre el mercado de deuda.

22 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

El motivo es que Dole, que en el pasado defendió a capa y espada las reducciones de presupuesto, se acaba de pasar al ala del Partido Republicano que da prioridad al crecimiento económico. El candidato ha anunciado una reducción de impuestos del 15% y ha escogido como compañero de boleta a Jack Kemp, un paladín de la llamada economía de la oferta.

Todo esto aterra a los corredores de bonos, quienes prefieren un crecimiento moderado a un boom que dispare la inflación, y un aumento de las tasas impositivas en vez de enormes déficits fiscales. Pero por encima de todo, no les convence la teoría de que una reducción de impuestos estimula tanto la economía que termina por aumentar los ingresos del gobierno.

Dole también podría significar una mala noticia para la deuda latinoamericana. Si los rendimientos suben en EE.UU., es muy probable que los gobiernos y empresas de la región se vean presionados a subir sus propias tasas de interés para atraer compradores, lo que significaría un mayor riesgo para sus instrumentos de deuda.

Plan poco sólido El mercado no tiene en cuenta algunos factores , asegura David Rosenberg, que supervisa la inversión de unos US$1.600 millones en OppenheimerFunds Inc., que se especializan en deuda del gobierno de EE.UU. Rosenberg asegura que el mercado de deuda podría sufrir una sacudida después del festivo del 2 de septiembre (cuando se celebra en EE.UU. el día del Trabajo) si la popularidad de Dole sigue mejorando. Su plan tiene tan poca solidez. No sabemos cómo va a financiar las reducciones impositivas , observa Rosenberg.

El ejecutivo teme que al presidente Bill Clinton lo asalte la tentación de ofrecer reducciones de impuestos si llega a la conclusión de que esa táctica le ganará muchos adeptos entre el electorado. Si Clinton comienza a perder terreno, se nos vendrán encima las reducciones de impuestos , sostiene Rosenberg. Y si eso ocurre, él y otros expertos están convencidos de que en 1997 el rendimiento del bono a 30 años del Tesoro subiría del 6,8% a una cifra aproximada del 7,5%.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.