EL SECTOR AZUCARERO SE COMPROMETE CON UN ADECUADO USO DEL AGUA

EL SECTOR AZUCARERO SE COMPROMETE CON UN ADECUADO USO DEL AGUA

El Valle Geográfico del río Cauca es poseedor de invaluables características climáticas y de recursos naturales que posibilita el cultivo de la caña de azúcar los 12 meses del año. La preservación de las cuencas es un gran compromiso del sector azucarero.

22 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

La agroindustria del azúcar tiene una influencia geográfica que se extiende a lo largo de 33 municipios. Esta región está caracterizada por dos fuentes de recursos hídricos: la vertiente del Pacífico y la cuenta del río Cauca y sus afluentes. La primera es reconocida a nivel mundial por su biodiversidad, mientras la segunda es privilegiada en lo que se refiere a aguas subterráneas y superficiales.

El río Cauca, a su paso por la región, recibe las aguas de 30 cuencas de caudales medios y 42 microcuencas. A pesar de esta gran riqueza hídrica muchas veces se presenta un desequilibrio entre la oferta y la demanda que puede afectar sustancialmente las cuencas de los ríos de nuestra región.

Dado que la práctica cultural del cultivo de la caña necesita del recurso hídrico para su normal desarrollo y que la agroindustria del azúcar tiene gran influencia para las comunidades asentadas en esta zona, el sector azucarero se ha comprometido con un adecuado uso de los recursos naturales y específicamente del agua.

Control desde la fuente En el sector azucarero el control de contaminación se realiza desde la fuente, fortaleciendo las acciones en el proceso de producción. Esto quiere decir que en el caso de las aguas residuales, por ejemplo, se busca disminuir la carga orgánica a los ríos, recircular el agua, utilizar trampas de grasas, pozos sépticos y modificar procesos contaminantes para llegar a una producción limpia.

De otro lado se procura preservar y mejorar las cuencas hidrográficas mediante el trabajo continuo de Asociaciones de Usuarios. Se busca entonces la preservación y la sostenibilidad de los recursos para un adecuado manejo y proyección hacia el futuro.

La labor con las cuencas Es claro que las cuencas hidrográficas proporcionan gran parte del agua usada en las actividades agrícolas e industriales de la región. Por ésto el sector azucarero ha apoyado la creación de las Asociaciones de Usuarios de los ríos, figura creada por el Código de Recursos Naturales que busca la afiliación voluntaria de las personas que tienen litros asignados de un caudal.

Qué es una Asociación de Usuarios? Es una entidad sin ánimo de lucro, conformada por las personas y entidades que utilizan las aguas de un río, incluyendo las empresas privadas en los municipios directamente relacionados.

Su objetivo básico es la protección del recurso hídrico, mediante acciones mancomunadas como la reforestación, la educación ambiental, la organización comunitaria y el saneamiento básico, entre otros. Lo anterior hace posible el involucramiento de la comunidad en la resolución de sus propios problemas ambientales preparando de este modo el desarrollo de sus propios recursos hacia el futuro.

Otro esfuerzo por el agua La preservación del recurso hídrico no es sólo responsabilidad de sus usuarios primarios, ya que sin ríos no podríamos procesar el agua que cómodamente consumimos todos los días.

Por esto, la Corporación Vallecaucana de Cuencas Hidrográficas y el Medio Ambiente, Corpocuencas, se creé en 1992 como entidad privada, sin ánimo de lucro, con participación mixta, para la promoción de acciones y financiación de proyectos que fortalezcan la recuperación de las cuencas hidrográficas y el medio ambiente, en procura del mejoramiento de la calidad de vida de los vallecaucanos.

Corpocuencas, nació por iniciativa de la Gobernación del Valle y funciona con el aporte de entidades privadas. En esta ocasión Asocaña también estuvo presente con el mayor aporte por parte del sector privado, ya que el compromiso de la industria azucarera está en el apoyo de aquellos proyectos que redunden en el bienestar comunitario y el desarrollo sostenible de los recursos naturales del Valle Geográfico del río Cauca.

Todos estos esfuerzos han servido de multiplicadores a lo largo y ancho de la región, dando como resultado, una buena cantidad de programas alrededor del manejo de cuencas hidrográficas. Es así como hoy existen las Asociaciones de Usuarios de los ríos Guabas, Desbarato, Nima, Bolo, Frayle, Zabaletas, entre otras.

Por otra parte funcionan también el Comité Protector de la Cuenca del río Nima, las Corporaciones de los ríos Dagua y Palo, las Fundaciones de los ríos Bugalagrande, Tuluá y Morales y la Fundación Bitacoes que trabaja en el Municipio de la Cumbre. Los planes de acción se han basado en la participación integral de los usuarios de los ríos y en el trabajo continuo de la comunidad.

El apoyo institucional de Asocaña y otras entidades como la C.v.c. y Procaña, ha sido fundamental para promover los esfuerzos conjuntos de estas organizaciones con el objeto de no realizar acciones aisladas y posibilitar la interacción.

Algunos buenos ejemplos > Actualmente existen 34 Asociaciones de Usuarios en el Valle Geográfico del río Cauca. Algunas de ellas han merecido distinciones a nivel nacional por su trabajo y muchas ya observan resultados tangibles en sus cuencas.

>Las Asociaciones de Usuarios del río Guabas (Asoguabas), fue la pionera en la organización comunitaria para la conservación de su cuenca. Ha funcionado bajo el liderazgo de Jaime Uribe Urdinola, cuya tenacidad ha sido reconocida por el Banco de Occidente, con el segundo lugar, en la categoría de Proyecto Colectivo en el premio nacional de ecología Planeta Azul.

Asocaña, siguiendo esta experiencia, ha promovido la afiliación y creación de estas Asociaciones buscando obtener aportes adicionales por parte de los usuarios, con el objetivo de financiar conjuntamente las actividades encaminadas a la conservación y recuperación de una cuenca.

>De otro lado el Plan del Ordenamiento y Manejo Integral del río Desbaratado, busca garantizar una adecuada cobertura vegetal y una regulación hidrológica, así como la producción agropecuaria sostenida, optimizando los recursos humanos, físicos y financieros con participación interinstitucional y de la comunidad. Este plan se comenzó a desarrollar desde 1988, gracias al fondo de contrapartida creado por el aporte de Asocaña y FES. Además del soporte logístico de la C.v.c.

En 1991 se creó la Asociación de Usuarios del río Desbaratado, Asodes, que en la actualidad está constituyendo un centro de educación ambiental en beneficio de la región.

> En la cuenca del río Nima, se comenzó la labor en 1982 con la creación del Comité de Protección y Mejoramiento del río Nima, idea auspiciada por la Fundación Natura. Diez años más tarde la Unión de Acción Vallecaucana promovió la creación de Asurnima y con el apoyo institucional de Asocaña, se constituyó, con una financiación adicional de los usuarios importantes del río, como Ingenio Manuelita, Oriente S.A., Hacienda San José, Ineza y Quantum S.A., entre otros.

La importancia de esta Asociación radica en que el río Nima abastece el acueducto de Palmira, suministra agua al sector rural, genera entre 5000 a 7000 Kwh, aporta agua para riego de 6900 hectáreas y cuenta con 3300 hectáreas del Parque Nacional Páramo de las Hermosas. La Asociación tiene ya detectados sus problemas y trabaja arduamente para solucionarlos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.