COMENTARIOS MUSICALES

COMENTARIOS MUSICALES

Imposible no volver sobre la ópera Fausto de Charles Gounod que esta noche y el próximo sábado se presentará en últimas funciones en Bogotá. Fausto será recordada junto con Fidelio y Madame Buterfly como una de las más perfectas realizaciones escénicas y musicales de nuestras temporadas. Y viene al caso con este Fausto destacar a una de las figuras que ha sido soporte y motor de nuestra ópera, pues sin su apoyo y asesoría no habríamos tenido el privilegio de ver producciones de tal categoría, y nuestros técnicos la posibilidad de aprender de primera mano de auténticos maestros.

22 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

Se trata de Francisco Vergara, cantante vinculado a la ópera de Colombia desde hace décadas, quien ha puesto al servicio de ópera de Colombia sus conocimientos, experiencia e invaluables contactos, para que los alemanes vengan al país con producciones que como este Fausto son de una categoría incuestionable.

Cuando fue nombrado agregado cultural ante el gobierno alemán, no invirtió su tiempo como muchos de nuestros diplomáticos en sentarse cómodamente a saborear las mieles del cargo. Por el contrario, trabajó para crear vínculos estrechos en materia cultural entre los dos países y consiguió varias veces de estudio para cantantes y técnicos colombianos en Alemania. Su asesoría ha sido tan vital como la presencia del equipo alemán en nuestras temporadas, por lo que en justicia, si se ha de destacar algún logro de la ópera en Colombia, el nombre de Francisco Vergara está estrechamente ligado a cada suceso.

Viva la ópera Con tal nombre se presentará el 31 de agosto y los días 3, 5 y 7 de septiembre en el Teatro Colón Grandes momentos de la lírica. Participarán Martha Senn, Juanita Lascarro, Gloria Londoño, Francisco Vergara, Juan Carlos Mera y Juan José Lopera, con la orquesta de la ópera dirigida por Manuel Cubides y coros preparados por Alejandro Zuleta. Un espectáculo con escenografía, vestuario y todas las de la ley.

Y a propósito de Juan José Lopera, quien participará en esta gala operática, ofreció el miércoles 14 de agosto un recital acompañado al piano por Pablo Arévalo, en la sala Luis Angel Arango, donde confirmó sin reservas que el haber hecho de lado carrera de médico para dedicarse al canto, fue una decisión totalmente acertada.

En un lapso relámpago ha consolidado su técnica. Su voz, muy hermosa, ha adquirido amplitud, firmeza, volumen y hoy se presenta como un gran profesional con promisorio futuro. El próximo año cantará en la Opera de Viena, que son ya palabras mayores, pero el nivel que ha alcanzado permite comprender este gran salto.

El programa incluyó el aria para tenor de El Magnificat de Bach, arias de cantatas de Haydn y de Mozart, tres de las cuatro últimas canciones de Richard Straus (la partitura para el piano tenía ilegible la segunda canción) aria de El matrimonio secreto de Cimarosa Cavatina de la cantata para al conmemoración de la boda de los príncipes de Borbón de Rossin y canciones de Obradors, Mario Gómez-Vignes, Andrés Posada y Luis Miguel de Zulategui. Un recital en el cual Lopera puso en evidencia su categoría de gran cantante, al lado de Pablo Arévalo, pianista fino, experto en el arte de acompañar.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.