Secciones
Síguenos en:
¿O chorro de babas?

¿O chorro de babas?

Tengo la ilusión de que la moñona de cancelación de avales, más de 1.700, por parte de prácticamente todas las agrupaciones políticas esta semana sea realmente el primer paso de una depuración real de los partidos, y no un chorro de babas. Todo dependerá de que la nueva ley de partidos pueda ser utilizada como una herramienta seria para que en Colombia se pueda limpiar la política. Pero tengo mis temores de que todo esto termine en un chorro de babas. En una payasada que produzca una avalancha de tutelas que les restituya a los "cancelados" el derecho de volver a ser candidatos.

¿Por qué? La clave para limpiar la política, sin necesidad de leyes ni leguleyadas, es muy sencilla y la dio la candidata a la alcaldía de Bogotá, Gina Parody: "Para escoger con quién se hace política no se requieren pruebas". Eso lo dijo en referencia a que Cambio Radical no debería haber avalado al concejal de Bogotá Julio Acosta, hijo de un político del mismo nombre que está siendo investigado por parapolítica y por tres asesinatos, incluyendo el de un registrador. ¿Por qué no darle el aval a Acosta? ¿Por ser hijo de su padre? Ni más faltaba. Entiendo que la candidata no se refería a que al concejal había que presumirle un delito de sangre, como Petro salió a decir en su defensa. Sino a que información muy bien sustentada por parte de la Fundación Arco Iris indica que el concejal Acosta es precisamente una de esas personas con las que la candidata Parody escogería "no hacer política", si me hago entender. No haberle dado el aval habría sido lo prudente, aprovechando que la nueva ley les otorga a los partidos una autonomía para negar dichos avales por motivos de conveniencia política. Pero Cambio Radical sí le dio el aval a Acosta. Sí quería hacer política con él y con muchos otros. Y se arrepintió muy tarde.

Una vez dado el aval, ¿podían quitárselo? He ahí la discusión, porque el concejal Acosta ni siquiera está siendo investigado por ahora. Por parte de Carlos Fernando Galán fue una buena salida política. Está por verse si fue también una buena salida jurídica. Porque el otorgamiento de un aval es un acto jurídico complejo que, una vez producido, no se puede revocar por un capricho. La ley contempla expresamente las razones. El aval podía ser revocado por el partido durante un plazo que se vencía el jueves pasado, pero solo por motivos legales y constitucionales, que no incluyen por ninguna parte la "conveniencia política". Pero el aval también puede ser revocado hasta un mes antes de las elecciones, y no por Galán sino por la Registraduría, en una de tres causales: porque el aval fue otorgado bajo error, fuerza o dolo. Tampoco se incluye aquí la causal de conveniencia política.

Me atrevo a dar dos salidas leguleyas, para que todo esto no resulte un chorro de babas. La primera, que la foto en la que Acosta aparece departiendo con un alias 'Tolima', que según la doctora Parody era jefe de escoltas de su papá, pueda ser considerado un error en el que Acosta hizo incurrir a Cambio Radical, al inducirlo a entregarle un aval sin poner sobre la mesa estas complicadas circunstancias familiares. Dos, que como a partir de la ley de los partidos, estos responderán según el artículo 9 "por avalar candidatos que hubieran sido o fueren condenados durante el período del cargo al cual se candidatizaron", los partidos siempre puedan alegar la conveniencia política para cancelar un aval cuando descubren que una persona sencillamente "no pinta bien". Si no llevamos el régimen de sanciones de los partidos a este extremo, Acosta y otros candidatos con faltas mucho más claras o investigaciones en curso, pero aún no condenados, volverán a ser candidatos cuando cualquier juez les conceda la tutela que, muy seguramente, aprovechando este vacío legal, todos van a meter. ¡SE ME OLVIDA! Uribe ya se habría trasladado a gobernar desde Córdoba

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.