Secciones
Síguenos en:
'Mi vampiro no es nada romántico'

'Mi vampiro no es nada romántico'

Los Ángeles. Al cotizado actor irlandés Colin Farrell le encanta burlarse, no solo de sí mismo, sino de la humanidad. Hizo de jefe malvado, drogadicto y barrigón en Quiero matar a mi jefe y de asesino a sueldo con complejo de culpa en Perdidos en brujas, esta última en un tono tragicómico que lo llevó a ganarse un Globo de Oro en el 2009.

Ahora, es el antagonista de la nueva versión de Noches de miedo, filme que regresa al universo vampírico con una dosis muy fina de humor y sangre, muy lejana al romanticismo.

En salas colombianas desde este viernes, Noches de miedo se la juega con Farrell, que interpreta a Jerry Dandrige, quien llega a perturbar la tranquilidad de un adolescente que descubre que él es un vampiro. Farrell habló con EL TIEMPO acerca de este trabajo, que considera una pausa ligera e interesante en su carrera como actor.

¿Qué le atrajo más de esta versión con respecto a la original, rodada en 1985? El tono con el que se maneja es sorprendente, junto al tratamiento del humor y del terror, y la forma como está descrito este vampiro, que, tras la piel que exhibe, se revela como un monstruo, como un depredador sexual. Eso es algo que otras películas recientes han diluido de la imagen del vampiro: se han centrado más en presentarlo como una figura romántica que como lo que es realmente. El concepto del vampiro como un ser que no tiene remordimientos es lo más atractivo de la historia.

¿Decidió actuar en esta cinta por el buen momento que pasan los vampiros en el cine y en la televisión? No necesariamente. Soy un asiduo seguidor de la versión original, que es una excelente historia. Cuando Craig Gillespie (director) me contactó, me dijo que era un guion rápido, breve, sin mayores contratiempos a la hora de actuar. Yo venía de hacer películas densas, como The Way Back, que eran muy exigentes, y quería cambiar, hacer algo ligero.

Así que no le importó que fuera una versión de algo que ya se había hecho...

La gente tiende a pensar que porque se hace un remake de una película, esta va a ser una versión facilista y poco creativa de Hollywood. Y lo entiendo, porque igual me ha pasado con filmes que realmente han sido tratados de esa forma. Pero la verdad es que aunque existen elementos que tienen que estar ligados a la estructura de la cinta de 1985, esta versión ha sido tratada completamente como una película original. Claro, no se niega que sea una adaptación, más si tiene el mismo título (risas), pero se trata de traducir emociones y elementos de la vida de hoy para las nuevas generaciones; en ese sentido, es válido tratar de retomar una historia e imaginarla de otra forma.

¿Qué puede decir de su personaje? Es un vampiro que, tras 400 años de soledad, ha llegado a un punto en que está realmente aburrido, sobre todo de los humanos. Pero los necesita para alimentarse, así que tiene que buscar la forma de ponerle picante a su vida.

Justo cuando decide hacerlo, llega un adversario que le parece lo suficientemente desafiante para entrar a hacer interesante el juego del gato y el ratón. Esa situación lo lleva a olvidar que los humanos son igualmente inteligentes y comienza a cometer una que otra estupidez que termina por llamar la atención de la gente.

¿Cuál es su explicación para que ese tema siga vigente? Es un elemento de entretenimiento perfecto para un medio como el cine, en el que se puede transportar a la gente a un mundo que, hasta cierto punto, puede parecer glamoroso, sobre todo para los jóvenes, además de tocar la idea de la vida eterna. Las personas tratan siempre de asociarse con las cosas que mantengan la juventud y la belleza como una constante, y los vampiros, mientras chupen sangre humana, lo logran en su mitología, ¿no? Además, son sensuales, atractivos, insinuantes y peligrosos.

¿Hay algún vampiro con el que se haya identificado para su personaje? He visto muchas películas de vampiros, pero siento que la interpretación de Tom Cruise en Entrevista con el vampiro es una de aquellas que, de cierta forma, tienen bastantes paralelos con el vampiro que llevo al cine en Noches de miedo.

Y en cuanto a películas, ¿con cuál se queda? Hay varias, pero más que todo recuerdo el trabajo de Bela Lugosi, que hizo muchas películas buenas, como Drácula o El regreso del vampiro. También filmes como Cerca de la oscuridad, Los chicos perdidos o el mismo Nosferatu, y tantos otros de ese estilo hechos en Europa. Un terror muy diferente al que estamos viendo ahora.

'La Playa' va a San Sebastián Irá a Cine en Construcción .

La ópera prima de Juan Andrés Arango, La playa, competirá en el Festival de San Sebastián -que comienza el 16 de septiembre- en una sección que se ha vuelto referente en América Latina: Cine en Construcción, que apoya películas en desarrollo. Es un premio que el país ya ha ganado con Los colores de la montaña y La sombra del caminante. Esta coproducción entre Colombia, Francia y Brasil cuenta la historia de tres hermanos que dejan el Pacífico y se enfrentan a una ciudad como Bogotá

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.