Secciones
Síguenos en:
Una final para saldar cuentas pendientes

Una final para saldar cuentas pendientes

AFP. Brasil y Portugal, dos países con fuertes lazos históricos, se enfrentarán hoy en el estadio El Campín de Bogotá en la final del Mundial Sub- 20 de Fútbol, en la que el conjunto auriverde espera consagrarse por quinta vez en su historia como campeón y vengarse, de paso, de la derrota sufrida frente a los lusos hace 20 años, cuando los europeos lograron su segunda victoria de la categoría. Brasil, con cuatro títulos orbitales (1983, 1985, 1993 y 2003), quedó con la sangre en el ojo luego que Portugal le ganara 4-2 en la definición por penaltis (0-0 en 120 minutos de juego) en la octava cita mundial del balompié juvenil, que los lusitanos albergaron en 1991. La selección europea, que dio la sorpresa en Colombia-2011, al asomar en la cima a punta de victorias por la mínima diferencia, también fue monarca de la versión de Arabia Saudí-1989 (en la que venció a Brasil 1-0 en semifinales), mientras en la de Catar-1995 quedó tercera (después de perder 1-0 con la verdeamarelha en semifinales). "Este partido será un auténtico duelo de escuelas, pero no solo de las escuelas portuguesa y brasileña: será un enfrentamiento entre las escuelas portuguesa y suramericana", expresó el técnico brasileño, Ney Franco, quien añadió que Brasil y Portugal "han deparado grandes partidos a lo largo de la historia, y estoy seguro de que este encuentro no será una excepción. El equipo que gane lo habrá merecido". La final tendrá un duelo entre dos buenas selecciones, que marchan invictas en la decimoctava edición del Mundial Juvenil de la Fifa. "Portugal es el equipo menos vencido y Brasil el más goleador. El rival es muy fuerte. Será un partido difícil", dijo Franco. Los lusos llegaron hasta la definición convirtiendo apenas cinco goles y con su valla imbatible (sin considerar los lanzamientos desde los doce pasos), mientras la verdeamarelha ha marcado 15 tantos y recibido solo tres. El entrenador de Portugal, Ilidio Vale, señaló, por su parte: "No sé si hemos jugado lo suficientemente bien como para ganar la final, pero el no haber recibido ni un gol nos da crédito para estar en esta instancia". El estratega europeo puntualizó que "quizás no tengamos vocación ofensiva (...) Ahora, mis jugadores quieren escribir su propia historia, y es una buena coincidencia que hayan pasado 20 años después de nuestro último título". .

La final tendrá un duelo aparte.

Henrique y Mika se verán cara a cara.

El brasileño Henrique, goleador de este Mundial Sub-20, con cinco tantos, y el portugués Mika, único arquero que mantiene su valla invicta en la decimoctava edición, estarán frente a frente hoy en Bogotá. El delantero del Sao Paulo, quien encabeza la tabla, junto al español Álvaro Vásquez, tiene la posibilidad de ser el indiscutido líder de los artilleros si es que consigue batir al cuidapalos, cuya ficha fue traspasada del Leiria al Benfica mientras atajaba en canchas cafeteras. Con anticipación, Mika ya impuso un nuevo récord, al sumar 570 minutos sin recibir un gol en los seis cotejos que la escuadra lusa ha disputado en el evento cafetero

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.