PEPSI QUEDÓ FUERA DEL MERCADO VENEZOLANO

PEPSI QUEDÓ FUERA DEL MERCADO VENEZOLANO

La Pepsi Cola quedó técnicamente fuera del mercado venezolano, tras la jugada maestra de su principal competidor, la Coca Cola, al aliarse con la Embotelladora Hit de Venezuela del grupo Cisneros, que producía y distribuía la Pepsi desde 1937, confirmó Alberto Uribe, vicepresidente para la Región Andina.

21 de agosto 1996 , 12:00 a.m.

Los venezolanos no podrán disfrutar del tradicional sabor dulzón de la Pepsi por un lapso que oscila entre seis y doce meses, tiempo que estiman los directivos de la gaseosa que tardará una demanda introducida el pasado lunes ante las autoridades locales para tratar de obstaculizar el convenio de asociación entre la Coca Cola y Cisneros.

El proceso legal mantendría a Pepsi sin poder fabricar o embotellar el producto en Venezuela. Lo que estamos haciendo es introducir una denuncia que debe seguir su curso legal... eso puede llevarse unos seis meses, dijo Uribe.

La demanda de nulidad de la alianza entre Cisneros y Coca Cola fue introducida ante la Superintendencia de Pro Competencia, organismo encargado de hacer cumplir la Ley de Promoción y Protección de la Libre Competencia, por los representantes legales y operativos de PepsiCo, quienes alegaron violación de varios artículos de la normativa antimonopólica.

Por su lado, el superintendente de ProCompetencia, Eduardo Garmendia, informó que su despacho tiene hasta cinco días para admitir la demanda de la Pepsi y de ser así se iniciará una investigación para determinar si efectivamente la Coca Cola y Cisneros incurren en prácticas monopólicas. Indicó que según la Ley la Superintendencia tiene sesenta días hábiles para dar un veredicto.

Venezuela era único país de América Latina donde la Pepsi mantenía el dominio absoluto del mercado de las colas, con más del 87 por ciento de las ventas de gaseosas, mientras que la Coca Cola apenas detentaba el 10 por ciento. La Pepsi recibía unos 700 millones de dólares anuales por ventas de gaseosas en Venezuela.

Coca Cola, no pudiendo ganarse a los consumidores venezolanos con sus productos en libre competencia, pretende ahora imponerse forzando la salida de Pepsi del mercado , según un aviso de prensa pagado, donde los representante de la empresa afectada trataban de explicar las razones de su desaparición de los anaqueles de los comercios.

Quedan dos o tres días de inventarios , admitió Uribe, quien refirió que desde el momento en que se conoció la negociación entre Coca Cola y Cisneros, la producción de Pepsi fue detenida de inmediato.

Miles de botellas y latas que iban a ser entregadas a las tiendas y supermercados acabaron por quedarse en los almacenes de la transnacional.

La botellas de vidrio vacías de la bebida, que están siendo rematadas, esperaban por su único comprador: PepsiCo; y si éste no las quiere acabarán en las fábricas recicladoras para ser transformadas en otro tipo de envases.

Regresaremos (a Venezuela) solos o con nuevos socios , dijeron los representantes de la Pepsi; en tanto el Banco Mercantil comenzó el proceso de subasta de los activos de The Coca Cola Company en el país, según un aviso pagado en el cual se informó que los activos incluyen seis plantas industriales, once depósitos, todos ellos ubicados en regiones estratégicas del país. una flota de más de 500 vehículos ,así como maquinarias y otros equipos.

La guerra de las colas comenzó el pasado viernes 16 agosto, cuando el grupo Cisneros, que detentaba el franquicia de distribución de la Pepsi desde 1937, anunció su decisión de rescindir ese contrato para formar una alianza estratégica con la multinacional The Coca Cola Company.

El acuerdo entre la Coca Cola y el grupo Cisneros, a través de su empresa Hit de Venezuela, incluye la red de camiones de distribución y las 18 plantas embotelladoras en todo el país, que hasta ahora estaban al servicio de la Pepsi.

De acuerdo con los términos de la negociación, la Coca Cola aportará recursos financieros y sus intereses de embotellado en Venezuela, a cambio de una participación del 50 por ciento en el capital de la nueva compañía, para lo cual se destinaron 500 millones de dólares. Por su lado Hit de Venezuela pone a la disposición sus plantas para expandir la participación hacia otros mercados.

Keith Hugues, representante de la Pepsi en Estados Unidos y Alberto Uribe, vicepresidente para la Región Andina, fueron sorprendidos con la determinación del grupo Cisneros, en la cabeza de su presidente Oswaldo Cisneros, de romper la alianza, que está vigente hasta el año 2003.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.