SE VA UN OFICIAL CON PANTALONES: CONCEJO DE TULUÁ

SE VA UN OFICIAL CON PANTALONES: CONCEJO DE TULUÁ

Los subalternos del comandante del Tercer Distrito de Policía, con sede en Tuluá, coronel Edelberto Pardo Barrera, recuerdan que en él, más que a un jefe tuvieron a un compañero más.

20 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

Narran cómo el pasado 19 de enero, en el corregimiento San José (San Pedro), el oficial encabezó un grupo de persecución contra alias El burro , quien había herido a un agente en momentos que iba a ser capturado. Ese día, el coronel Pardo recuerdan sus hombres arriesgó su vida para dar de baja al delincuente que había amenazado de muerte a varios funcionarios judiciales.

También recuerdan la forma como depuró el distrito de Policía, tras solicitar la salida de 30 agentes que presuntamente participaban de acciones al margen de la Ley.

Nacido en Vélez (Santander), desde su llegada al cargo el 6 de enero de 1995, el cual entregará hoy, mostró que su gestión no pasaría desapercibida. Desde ese momento inició una guerra contra todas las modalidades de delincuencia.

No evaluaré mi gestión, que no fue mía únicamente, sino con el apoyo de un puñado de mujeres y hombres que nunca me dejaron solo. Esa evaluación debe hacerla la comunidad , dice el oficial.

Sobre el trabajo del coronel Pardo, el presidente del Concejo de Tuluá, Sigifredo Morán Salcedo, dijo que Tuluá y el centro del Valle se tienen que dar el gusto de haber contado con un policía de pantalones . Esa corporación entregó por primera vez en su reciente historia una resolución en donde reconoce al gestión del oficial.

Así mismo, el alcalde Aymer Arango Murillo entregó la medalla Juan María Céspedes .

Pardo, casado y con tres hijos, realizó campañas cívicas como No dé papaya a la pólvora , que disminuyó en un 99 por ciento el índice de personas quemadas en la última temporada decembrina.

En las acciones contra el narcotráfico, capturó a 18 personas y decomisó 180 kilos de cocaína.

La tarea no se hubiera cumplido, sino es por el aporte permanente de la ciudadanía , resalta el coronel Pardo.

Su permanente persecución contra los expendios de basuco, los ladrones de vehículos y motos, así como contra el hurto callejero le valió que las gentes en Riofrío, Trujillo, Andalucía, Bugalagrande y Tuluá jurisdicción del Tercer Distrito confiaran en la Policía.

Sin embargo, el oficial admite que no todo fue alegría, pues recuerda la muerte y desaparición de siete niños a mediados del año pasado. Por estos delitos fueron capturadas tres personas.

En su balance del primer semestre de este año, Pardo recuerda que se registraron 624 sanciones delictivas, frente a 767 en el mismo período del año pasado.

Hubo 164 homicidios en los primeros seis meses de 1996, mientras que entre enero y junio 1995 la cifra alcanzó los 189. Del total de muertes del año pasado, 135 ocurrieron en hechos violentos y 26 en accidentes de tránsito; los comparativos del año pasado muestran que de los homicidios registrados, 147 fueron violentamente y 42 en percances de tránsito.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.