Secciones
Síguenos en:
Bueno, pero ya no tanto

Bueno, pero ya no tanto

El aire pareció enfriarse un poco más de lo normal, han regresado las lluvias, acompañadas de los fuertes vientos de la temporada. Los días lucen grises, opacos, como si reflejaran un vacío que tiene el país, la gente, el fútbol. El diálogo futbolero ha bajado su intensidad y el debate deportivo ha tomado otro matiz: la gente comienza a preguntarse por las figuras que tendrán sus equipos para el torneo local. ¡De vuelta a la realidad! Es nocivo pensar en que esta semana pudo ser diferente, con un país entusiasmado exacerbadamente y con hinchas fervorosos, de esos que cuentan las horas para ver a su Selección.

Pero no, nos tocó seguir con esta fiesta, sin su homenajeado y es mejor intentar digerirlo rápido. Mañana, el Mundial prosigue: dos ciudades, Medellín y Pereira, mantienen su entusiasmo. Seguramente, los estadios se llenarán, habrá fervor y se lucirán camisetas amarillas. De todas maneras, quién no quiere ver a Brasil, por ejemplo. Mundial es Mundial y el nuestro ha sido bueno, sólo que ahora, sin Colombia, quedó un vacío en el entorno.

El Mundial sigue siendo bueno, pero ya no tanto..

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.