Secciones
Síguenos en:
'Prioridad con Venezuela es la seguridad, no el comercio'

'Prioridad con Venezuela es la seguridad, no el comercio'

Su balance de un año como ministra de Relaciones Exteriores la tiene contenta.

No es casualidad que en el ranking de la favorabilidad pública ocupe el segundo lugar dentro del gabinete ministerial.

Cuando habla de sus tareas, una por una, parece que extendiera un mapa imaginario del mundo sobre sus ojos, el cual recorre con extraordinaria precisión para señalar dónde hay avances y dónde tareas por realizar.

La canciller María Ángela Holguín sorprende, por ejemplo, con su anuncio de que para Colombia la prioridad con Venezuela es la seguridad y no el comercio, aunque advierte que en lo segundo ha habido gran recuperación.

Y hasta casi se atreve a apostar que este año habrá TLC con Estados Unidos. O, por lo menos, espera que el acuerdo entre republicanos y demócratas de que en septiembre será considerado se cumpla.

EL TIEMPO hizo con ella un recorrido por los principales hitos de la política exterior colombiana de hoy.

El presidente Santos ha tenido que defender cada rato las relaciones con Venezuela. ¿Este es el flanco más débil en la política exterior? Hace un año ocurrió el primer encuentro de los presidentes Santos y Chávez.

Esta es una relación compleja y difícil, no de ahora, ni de hace 10 años, llevamos la vida entera en esto, con tiempos buenos, con tiempos mejores, una relación a la que hay que trabajarle todos los días. No es todavía la ideal, no es lo que dos países vecinos deberían tener como relación, pero sí estamos mejor que hace un año.

No olvidemos que hay 2 millones 600.000 colombianos que viven en la región fronteriza y muchas empresas dedicadas al comercio binacional que se han visto afectadas. Todo esto nos obliga a mantener nuestro compromiso firme por mejorar esta relación. Es lo mejor para los dos pueblos. ¿Hay esperanzas serias de recuperar el mercado que se perdió con Venezuela? En eso trabajamos el Ministerio de Comercio y yo. Es una tarea difícil, a veces no soy tan optimista, pero nos acaban de dar la buena noticia de que creció un 33 por ciento con relación al año pasado, algo muy positivo, ojalá podamos seguir mejorando. Pero queremos que la relación con Venezuela hoy no se centre tanto en el comercio como en la seguridad.

¿La prioridad con Venezuela es seguridad? El comercio es importante, pero la prioridad es la seguridad, la frontera, en eso trabajamos. Todavía no es lo ideal, pero hemos progresado. No es lo que quisiéramos como ideal de cooperación de dos países que afrontan problemas tan duros como narcotráfico y una situación de grupos armados en la región, pero vamos mejorando y a eso es a lo que le apuntamos. Cuando cumplimos un año de esta nueva relación, es innegable que hemos mejorado. Hay sectores en Colombia que cuestionan el tipo de relación que el gobierno del presidente Santos construye con Venezuela. ¿Tendrán razón? Eso es querer negar que con Venezuela se ha logrado mayor cooperación en la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado, y contra los grupos al margen de la ley.

¿Ha hablado con el presidente Chávez últimamente? No, pero el presidente Santos sí habló con él hace una semana, lo escuchó muy bien.

¿Cree que la crisis económica de Washington aleja las posibilidades del TLC con Colombia? Yo sigo siendo optimista. Creo, obviamente, que la situación es compleja, pero considero que el acuerdo al que se llegó para que el TLC sea considerado en septiembre próximo, se va a mantener. ¿O sea, usted apuesta porque el TLC saldrá este año? Sale. Sí. A propósito, el primer ministro de Canadá, Stephen Harper, quien estuvo en Bogotá la semana pasada, dijo que detrás de las denuncias sobre violación de derechos humanos en Colombia para frenar el TLC hay intereses proteccionistas. ¿Será así? Vi muy positivamente sus declaraciones y estoy muy agradecida. Eso representa un apoyo impresionante a Colombia. Él decía que muchas veces la excusa son los derechos humanos, pero lo que pasa en el fondo es que hay un proteccionismo muy grande, y dicen que es por el bien de los trabajadores y por el respeto a los temas laborales. Al final lo que hay son políticas muy proteccionistas.

El presidente Santos y usted insisten en meter a Colombia en los mercados asiáticos, que son los más grandes del mundo. ¿Qué va a vender Colombia, si lo logran? Con Asia lo primero que hay que hacer es estar presentes ahí. Si ese primer paso no se da es difícil llegar a otros acuerdos comerciales o a tener mercados más cautos, y eso es lo que hemos hecho este año. Abrimos embajada en Indonesia, una oficina comercial en Singapur, un consulado con tema comercial en Shangái, lo mismo en Turquía y Emiratos. Nos tienen que conocer primero, para luego entrar a trabajar.

Estamos abriendo oficina comercial en Estambul, vamos a tener oficinas conjuntas con Chile y México en otros lugares, ellos tienen mucha presencia allá. Mi sueño es que sean oficinas de 'alianza pacífico', de los cuatro (Chile, México, Colombia y Perú).

¿A qué van el Presidente y usted a Chile y Argentina? A Chile es una visita de Estado (el 16 y el 17). El 18, en Argentina. Vamos por invitación de la presidenta Cristina Kirschner y del presidente Piñera.

Seguimos en el tema de atraer inversión.

¿Y Europa? Estamos ampliando agendas con Alemania, Francia y España. Vamos a Inglaterra en noviembre de visita oficial, y a Turquía. Seguimos trabajando el TLC con Europa, y entraría al Parlamento Europeo más o menos en enero o febrero del año entrante.

'Colombia es hoy un país con ventajas para la inversión' La canciller destacó la 'gran cantidad' de empresarios mexicanos que quieren invertir en el país El ex presidente Lula le dijo al presidente Santos que las relaciones con su sucesora, Dilma Rouseff, pueden mejorar. ¿Vendrán mejores momentos entre Colombia y Brasil? Lo importante fue el nivel de los inversionistas brasileños que vinieron a Colombia. Eso demuestra que realmente Brasil está interesado en Colombia, que somos un país donde ellos quieren invertir.

No creo que haya un interés meramente comercial, veo a Brasil muy cercano desde el punto de vista político.

El presidente Santos y usted fueron a México hace una semana a firmar varios tratados. ¿Qué le dejó de nuevo a Colombia esa visita? Una de las cosas más importantes es la gran cantidad de mexicanos y de empresas mexicanas que tiene interés en invertir en Colombia. Yo no había visto una decisión tan grande de parte de los mexicanos en este sentido, que para nosotros es muy positiva.

La veo sorprendida por los anuncios de inversión, primero en Brasil y ahora en México. ¿Será que sí va a llegar? Los ocho años de la seguridad democrática del gobierno anterior le dieron una luz a Colombia que mu- chos inversionistas y muchos países no habían visto.

Colombia es hoy un país con ventajas para la inversión, seguro, con retos, pero con políticas económicas sostenibles, serías. Somos percibidos como un país donde no va a salir de la noche a la mañana algo que ponga en peligro la inversión.

A Colombia se le mira desde fuera como un país que está resolviendo sus asuntos internos. Es impresionante como han recibido en el exterior la ley de víctimas y tierras, se ve como un camino de reconciliación hacia la consolidación de la paz

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.