LA COSTA PIDE DINEROS DE CORMAGDALENA

LA COSTA PIDE DINEROS DE CORMAGDALENA

Los gobernadores de la Costa Atlántica consideran necesario revisar la Ley 161 de 1994 y demás normas reglamentarias para que dentro de una unidad técnica y en concordancia con una programación general, los departamentos puedan percibir directamente y a tono con una debida programación presupuestal, los recursos para ejecutar de una manera descentralizada y autónoma las obras de ingeniería que requiera cada ente territorial para adecuar y defender la base de la economía agropecuaria y el hábitat que hace posible el mantenimiento de los pequeños conglomerados urbanos que año tras año peligran ante las arremetidas del río Magdalena.

16 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

Básicamente lo que persiguen los Gobernadores es que se destine a los departamentos un porcentaje del presupuesto de la Corporación del Río Grande de la Magdalena (Cormagdalena) para atender las emergencias y desastres que produce el mismo afluente hídrico.

Los mandatarios seccionales afirman, en la propuesta que presentaron en la XIV Asamblea General Conferencia Nacional de Gobernadores que se realiza en Pereira, que dicha asignación presupuestal sería una lógica compensación y por demás función de este ente que en últimas se creo para servir y atender a los habitantes ribereños y que si la Corporación no tiene la capacidad operativa para responder ante estas eventualidades se deleguen en los departamentos la ejecución de tales actividades.

Los Gobernadores justifican su solicitud en el hecho de que Cormagdalena ha empezado a trasegar los caminos propios de los grandes aparatos burocráticos supraterritoriales en los cuales las tareas estratégicas de coordinación y de articulación de las soluciones de los pequeños problemas, se ven interferidas por las responsabilidades en la ejecución, generándose una brecha paulatinamente creciente entre la disponibilidad de recursos y la capacidad operativa, que terminan por restarle eficacia y, en no pocos casos, es la base para la inversión parásita en el sistema financiero ocioso mientras los problemas crecen, las soluciones no llegan y se hace cada vez más impracticable alcanzar las metas de bienestar a las que todos aspiran.

De otra parte el gobernador (e) del Atlántico, Rodolfo Espinosa Meola, presentó en dicho evento la propuesta de declarar a este Departamento en Zona de Paz.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.