Secciones
Síguenos en:
Se quedó 'Bolillo'

Se quedó 'Bolillo'

Increíble que a esta hora todavía estemos discutiendo algo tan claro, como si un hombre que agarra a una mujer a puños puede permanecer al frente de la Selección Nacional de Fútbol de un país y seguir mereciendo el título de "Profesor Gómez".

Y de una vez hago la apuesta: la Federación lo va a ratificar. Para eso le cayeron como anillo al dedo las encuestas en las que son mayoría quienes piden que el país perdone al 'Bolillo'. Es el "síndrome del gamín", como lo llamaba el inolvidable Carlos Lemos Simmonds: cuando se produce un raponazo en la décima, la gente grita: ¡Cójanlo, cójanlo! Y cuando la policía lo coge, la gente grita: "¡Suéltenlo! ¡Suéltenlo! Dejemos esto claro: la golpiza que el 'Bolillo' le dio a su acompañante no es, como él y la Federación intentaron presentarlo en un comienzo, un incidente de su vida privada. A su intimidad sí pertenecen respuestas a preguntas que por ello nadie le está haciendo, como qué relación tiene con la mujer con la que amaneció tomando trago ese domingo. Allá él. Pero al ámbito de su vida pública pertenece el episodio de haberla agarrado a puños en una calle abusando de su superioridad física como hombre, lo cual es prototipo del machismo nacional. Esa es una discusión. Y la de la calidad profesional del 'Bolillo' es otra, aunque muchos la quieran mezclar convenientemente. A la mayoría del país, el 'Bolillo' hasta le parece un buen técnico. A otros nos parece un digno exponente de la "rosca paisa" (no confundir con antioqueñidad, que en cambio sí reúne a toda la gente de bien de ese departamento del país) que desde hace años se apropió del fútbol colombiano y tanto daño le ha hecho. Exponente de esa "rosca paisa" fue también en su momento el Profesor Maturana, que como consta en un casete que al noticiero 24 Horas hizo llegar hace años el cartel de Cali, el técnico agradeció de manera repugnantemente obsecuente al "doctor" (Pablo Escobar) por haber mandado un maletín lleno de plata para el agache de una selección latinoamericana que permitía la clasificación de Colombia. Así han manejado el fútbol en este país.

Hasta Sergio Fajardo cayó en la defensa de la rosca paisa. Pero en aras de esta discusión, si, como lo propone Fajardo, algo más útil que tumbar al 'Bolillo' fuera ponerlo al frente de una campaña contra la violencia a la mujer, ya el técnico, por su propia iniciativa, debería estar haciendo una declaración pública al respecto. Por ejemplo, pidiéndoles a los jóvenes que hoy compiten admirablemente por la copa Sub-20 que, por favor, no sigan su ejemplo de pegarles a las mujeres, porque a una mujer no se le toca ni con el pétalo de una rosa.

Eso lo habría hecho un hombre realmente arrepentido. ¿'Bolillo'? No. Él está concentrado en defender su puesto de técnico con la complicidad de la Federación de Fútbol, para la cual, más grave que el pésimo ejemplo del técnico de la Selección, resulta tener que salir a buscar a un nuevo entrenador a 40 días del comienzo de las eliminatorias del Mundial del 2014. Desde luego que a la gente hay que perdonarle sus errores y a 'Bolillo' hay que permitirle que aprenda de ellos y siga adelante con su vida. Pero no al frente de la Selección Colombia. Porque sobre ella, miles de niños, con sus ojitos de pequeños prospectos de machitos bien abiertos, están mirando a ver cómo es eso de que su admirado técnico puede pegarle a una mujer, y no le pasa nada si al otro día le pide perdón y dice que fue porque le cayeron mal unos tragos.

Ni hablar de la senadora Liliana Rendón, que en este incidente ha quedado fuera de concurso, con su declaración de que si un día de estos su marido le casca, es porque ella se lo ganó.

La senadora Rendón y el 'Bolillo' piensan igual. Que en determinadas circunstancias no hay más remedio que pegarle a una mujer. ¡Se me olvida! La reunificación liberal podría darse antes de lo pensado: el ministro Germán Vargas está a punto de abandonar su partido, porque no logró que le revocaran el aval a unos bandiditos de Cambio Radical

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.