GUERRILLA SECUESTRÓ A 59 SOLDADOS Y POLICÍAS

GUERRILLA SECUESTRÓ A 59 SOLDADOS Y POLICÍAS

La Coordinadora Guerrillera Simón Bolívar (CGSB) secuestró ayer a 42 soldados y 17 policías en dos acciones ocurridas en el Magalena medio. Se completa así casi un centenar de miembros de las Fuerzas Armadas en poder de la subversión armada.

21 de marzo 1991 , 12:00 a.m.

Voceros del Ejército dijeron anoche que el secuestro de los soldados ocurrió cuando viajaban en un tren de Puerto Berrío a Caracolí (Antioquia). Todos acaban de cumplir su período inicial de instrucción básica.

En cuanto a los policías, fuentes oficiales dijeron que se trata de un teniente, un sargento y 15 agentes, secuestrados luego de la toma a la localidad de Santa Helena del Opón, corazón del Magdalena Medio.

Mientras tanto, la CGSB hizo saber, a través de dos personas secuestradas que dejó en libertad, que en pocos días liberará a 15 policías que tiene secuestrados en alguna región del Meta.

La Dirección General de la Policía Nacional dijo, por otra parte, que en Santa Helena del Opón murieron tres policías.

En relación con los soldados, el Comando del Ejército dijo que en la tarde de ayer salieron de Puerto Berrío (Antioquia) 42 reclutas aún en proceso de formación militar, dado que apenas juraron bandera, rumbo a Medellín.

El grupo se movilizaba en un tren de los llamados lichigueros que partió de la Estación Cisneros, en Puerto Berrío, que usualmente sirven de transporte de pasajeros y carga.

La razón de que los militares ocuparan ese vehículo no es otra que la incapacidad económica del Batallón Calibío, al cual pertenecen, y otras guarniciones adscritas a la Cuarta Brigada, para enviarlos en avión.

Los soldados viajaban con un permiso especial de 10 días, que usualmente se le otorga a todo recluta que acaba de jurar bandera, a fin de que se encuentre con su familia para luego iniciar su proceso de instrucción militar.

La versión inicial dijo que a eso de las dos de la tarde, cuando el tren viajaba a la altura de San José de Nus, en cercanías de la Estación Cabañas, ubicada en jurisdicción de Caracolí, un grupo de guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) hizo detener la marcha del aparato con el fin de hacer proselitismo político. Sinembargo dijo la fuente, los guerrilleros, al encontrarse de que allí viajaban soldados, decidió secuestrarlos. Dijo el vocero que no es fácil para la guerrilla movilizarse con un grupo de rehenes tan numeroso, razón por la cual desde ayer se diseñó una operación en la región del Magdalena medio, con apoyo de personal de las Brigadas IV y XIV, con sedes en Puerto Berrío y Medellín, tendiente a seguir el rastro por el sector montañoso por donde huyeron los guerrilleros.

Anoche, el comandante de la XIV Brigada, general Mauricio Gutiérrez Isaza, dirigía una reunión urgente con los oficiales de mando de esa guarnición, para trasar los planes a seguir.

Entre tanto, la suerte del grupo de policías secuestrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), era anoche incierta, por cuanto inicialmente se dijo que los guerrilleros habían fracasado en su intento de tomarse la localidad de Santa Helena del Opón.

Sinembargo, la Policía dijo que están desaparecidos el subteniente Carlos Valencia Guevara; el cabo segundo Juan Carlos Palacios Palomeque, y los agentes Wilson Baquero Molina, Alonso Bernal Zafra, José Dolores Díaz González, Jesús Durán Camacho, Jimmy Téllez Mártínez, Oscar Luna Cobo, Agustín Mosquera Córdoba, Daniel Mosquera Lozano, Yelsi Osorio Henao, Jorge Enrique Pascua Ramírez, Federico Patiño Callejas, Edgar Jesús Rodríguez Moreno, Jaime Martín Rojas Blanco, Hipólito Jaimes Chanaca y Segio Albeiro Pérez Obando.

Así mismo, confirmó que los policías Alberto Peláez Villa, Eduardo Cáceres Macías y Luis Felipe Franco Martínez, murieron haciendo frente al ataque.

La acción fue perpetrada por cerca de cien guerrrilleros de las FARC al atardecer del miércoles. El asalto fue resistido durante largo rato por el grupo de agentes que se encuentra en el cuartel local, quienes, sinembargo, debieron someterse al grupo asaltante.

Varios inmuebles en los que despachan la Caja Agraria, Telecom y otras oficinas del gobierno, fueron blanco de disparos de cohetes y otras armas de gran poder.

Finalmente, en Villavicencio, los frentes I y VII de las FARC anunciaron que dejarían en libertad próximamente a doce policías que mantienen secuestrados, luego de la incursión a El Retorno (Guaviare) ocurrida a comienzos de la presente semana.

Al mismo tiempo, dejaron en libertad al médico Uriel Olaya, y a la auxiliar de enfermería Carmen Zapata.

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.