Secciones
Síguenos en:
Avales y cañerías

Avales y cañerías

La debilidad y el fraccionamiento de los partidos políticos; el desgaste interno de los nuevos y la interminable agonía de los antiguos; la volatilidad de los nacidos por conveniencia electoral, estas y otras circunstancias están llevando a los candidatos a alcaldías y gobernaciones a una rebatiña de mercado público. El aval es solo cuota inicial para "pisar" la mercancía.

Luego la comprará quien quiera o se ofrecerá a quien desee comprarla. Cuentan más los feudos electorales, amarrados en muchas regiones a un feudo empresarial. Son tan fuertes que ni las condenas a prisión y las inhabilidades impiden que se sigan negociando candidaturas. Estos feudos son expertos en el oficio de delegar funciones entre familiares y amigos. Si al marido lo inhabilitan, pues se elige a la esposa; si inhabilitan al tío, salen la sobrina o el hijo. En casos extremos, hay comunicación directa con los políticos encarcelados que mantienen su poder "en cuerpo ajeno". Se ven verdaderos disparates, alianzas que parecen más bien actos de inescrupulosa promiscuidad. El mayor disparate es el partido de 'la U': eligió Presidente de la República y tiene a su cabeza 'trinando' en la oposición. Dentro de poco, asistiremos a un nuevo parto partidista, pues en Colombia los partidos no se mueren; se fraccionan. En el centro de la comparsa, sobre todo en las provincias, bailan empresarios y contratistas. En algunos casos, ellos decidirán de manera "civilizada" y concertada lo que decidieron y acaso sigan decidiendo paramilitares y guerrillas en sus territorios: cogobernar. Se supone que la plata es más civilizada y democrática que las armas.

Llevo meses tratando de entender qué busca en Cartagena el empresario Carlos Mattos al financiar la candidatura "cívica y social" de un popular periodista de radio; qué pretende llevándolo y trayéndolo, mostrándoles a él y a los concejales sus futuras inversiones inmobiliarias como si fueran proyectos de gobierno. Un candidato de gran popularidad en las barriadas pobres y miserables de Cartagena, inexperto en el manejo de los asuntos públicos, es el producto mejor cotizado en este mercado electoral. Gracias a ello, el debate político de Cartagena tiene ahora dos sellos: el populista y el clientelista.

Lo dominan las figuras del locutor Campo Elías Teherán y la ex concejal María del Socorro Bustamante. El poder de estos candidatos no está pasando por los lugares comunes de los "programas", sino por el poder de los financistas y la clientela negociable de los concejales, amarrados al poder superior de los congresistas que se arropan con la misma cobija. Ver: http://hu-hu.facebook.

com/video/video.php?v=10150239741508940.

Hasta las "independientes" reciben aguas vertidas por las cañerías del mercado electoral de las regiones. El PIN con 'la U'; el PLC con el PCC; el Polo coaligado con la Alianza Social Indígena y la Alianza Social Independiente, que, a su vez, se coaligan con conservadores o liberales de Cambio Radical. ¿Y la nueva Ley Anticorrupción? Sencillo: hecha la ley, hecha la trampa. Un ejemplo pintoresco: ¿qué hace una ex magistrada del Consejo Nacional Electoral, cercana al ex senador Javier Cáceres, beneficiaria de una discutible pensión de 17 millones de pesos mensuales, compartiendo foto y causa con Gustavo Petro después de una frustrada candidatura en Cartagena? ¿Qué hacen juntos Lucho y Uribe? ¿A qué viene ese desliz de Garzón desde el Polo hacia los 'verdes' y ahora a la cohabitación con 'la U'? ¿Qué hacen humildes dirigentes de minorías étnicas azotadas por la pobreza y el desempleo ayudándole al candidato del multimillonario Mattos? En parte lo entiendo: el Estado es un empleador y los políticos son agencias de empleo.

Espero que, en este caso, inviten a estos voluntariosos militantes a la inauguración del fastuoso centro internacional que se levantará en el antiguo "corral de negros" llamado Chambacú.

salypicante@gmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.