Secciones
Síguenos en:
¡Gracias, Mr. Child!

¡Gracias, Mr. Child!

Había que ganar como fuera. Sufriendo, pujando, sudando, dejando un riñón de la fuerza en el asiento... ¡Cuando no se puede con fútbol, toca con lucha! Anoche, los muchachos de la Sub-20 de Colombia demostraron temple y valentía.

Estaba muy brava la cosa: 1-2 en contra y con media hora por jugar. Costa Rica era durísima atrás, un muro de concreto en el que rebotaba una Colombia ciega, pero obstinada. Además, los 'ticos' contragolpeaban con el peligro de la mordida de una cascabel.

A los 34 minutos del segundo tiempo, Franco, el 'capitán frío', se agachó para cabecear un centro que falló el portero Cruz y, en cuclillas, la posición más rara para definir de cabeza, cerró los ojos y metió el 2-2. ¡Ufff! Y luego, en el primer minuto del descuento, el juez de línea de oriental, el inglés Stephen Child, bandereó un agarrón sutil contra Zapata en el vértice del área (se ayudó en la caída) y el central, su paisano Mark Clattenburg, ordenó el penalti. Eso, en el tiempo de reposición, solo se lo pitan a un local. Las ventajas de serlo. James cobró y logró la clasificación a los cuartos de final. Colombia no jugó bien, pero fue valiente y tuvo amor propio. ¡Ah! Y propongo de una vez que la nueva tribuna de El Campín se bautice Stephen Child. Es lo menos que podemos hacer por el juez de línea. En serio...

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.