Secciones
Síguenos en:
¡Volvieron los dinosaurios!

¡Volvieron los dinosaurios!

Un rugido salvaje proviene del interior de un caverna. Al fondo se observan luces de colores y la sombra de unos colmillos afilados se dibuja sobre las rocas del lugar, mientras decenas de niños y adultos observan con inquietud.

Se trata nada más y nada menos que de un Tyrannosaurus rex, una de las 37 especies de dinosaurios que por estos días revivieron en el parque animatrónico del Palacio de los Deportes durante la celebración del Festival de Verano. La muestra estará a disposición del público hasta el próximo 15 de agosto de 9 a.m. a 5 p.m.

Después de 65 millones de años, estos gigantes vuelven a 'despertar' con tamaños, sonidos y movimientos reales para que los asistentes aprendan todo sobre la desaparición de esta legendaria especie. "Parecen de verdad. A mí me encantan pero solo los había visto en dibujitos", contó Nicolas Carvajal un estudiante del Gimnasio Cultural Moderno de Ciudad Bolívar quien, junto a otros 153 compañeros, disfrutó ayer de un recorrido guiado.

Nicolás sueña con descubrir fósiles como los que se exhiben durante el recorrido, entre los que está el primer esqueleto Animatronics de un dinosaurio carnívoro que se haya expuesto en Sudamérica.

La muestra se encuentra instalada en el interior de una carpa gigante, en la que el misterio se apodera de los espectadores, gracias a la ambientación del escenario: a través de túneles oscuros y caminando sobre la hierba, los asistentes van descubriendo las formas y los tamaños que tuvieron los dinosaurios. También observan réplicas de huevos y de las plantas que consumieron especies como el Diplodocus y el Triceratops. Además, tienen la posibilidad de convertirse en arqueológos y desenterrar un fósil de una gran caja de arena. "¡Miren que cuello tan largo!", gritaban entusiasmados algunos de los visitantes, al tiempo que los rugidos invadían el recinto.

En otro punto, bastaron un parpadeo y el movimiento de la cabeza y de la cola de un Velociraptor para que a Luisa Delgado se le escapara un grito de emoción. "De verdad se mueven, mamá. ¿Tú crees que nos van a morder?", preguntó con la inocencia propia de los cinco años. Otra que no se perdió el espectáculo fue Cristina Camargo, una recién pensionada, que ahora tiene tiempo de sobra para disfrutar de las actividades que tiene programadas el festival. "Estoy fascinada con todo lo que tiene la ciudad", aseguró, mientras se despedía del mundo prehistórico

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.