Secciones
Síguenos en:
Tercer día de furia en Londres

Tercer día de furia en Londres

Ayer se completó el tercer día de violencia callejera en Londres, que comenzó la noche del sábado en Tottenham y ya se ha expandido a otros barrios, como Brixton, Lewisham, Peckham y Hackney. Los disturbios dejan ya 215 detenidos y daños materiales que superan los 115 millones de euros (163 millones de dólares).

El detonante de la ola violenta fue el caso de Mark Duggan, un hombre negro de 29 años, que habría muerto el jueves en un intercambio de disparos cuando iba a ser detenido por la Policía. Hasta el momento, las autoridades no han esclarecido el hecho, aunque un portavoz de Scotland Yard calificó la muerte de Duggan de "lamentable". Lo que comenzó como una manifestación pacífica, en la que unas 100 personas pedían "justicia" en el caso Duggan, se convirtió en una batalla campal, que se ha esparcido por las zonas más conflictivas de la ciudad. En Lewisham y Peckham grupos de jóvenes prendieron fuego a carros, contenedores y buses. Por temor a perder sus negocios, tal como les sucedió a muchos pequeños comerciantes de Tottenham, algunas tiendas decidieron ayer cerrar sus puertas, en particular en los barrios de Hackney y Brixton.

Las imágenes aéreas de la calle Mare, una de las arterias principales de Hackney, mostraban cómo los manifestantes utilizaban palos para romper escaparates en las tiendas y las ventanas de algunos buses. Este barrio del oriente de Londres tiene una de las tasas de criminalidad más altas del Reino Unido. La ministra del Interior, Theresa May, dijo ayer que los causantes de estos disturbios son simplemente "delincuentes" y prometió que serán llevados ante la justicia. Los incidentes violentos se han producido en zonas deprimidas de la ciudad y con una población interracial.

"Tottenham es una zona marginal. El desempleo es muy, muy alto; están frustrados", dijo Uzodinma Wigwe, de 49 años, que hace poco fue despedido de su trabajo. Los vecinos dijeron también que había irritación por el comportamiento de la Policía. "Llevo viviendo en Broadwater Farm durante 20 años y, de un día para otro, la policía está prejuzgando constantemente a turcos y negros", dijo un asistente social de 23 años de origen turco

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.