Secciones
Síguenos en:
El nuevo estilo en la Casa de Nariño

El nuevo estilo en la Casa de Nariño

En su escritorio siempre hay montañas de papeles perfectamente organizados. Al lado están las fotos de los integrantes de su familia. Además del computador, también hay un iPad. Un iPhone y un Blackberry son las otras herramientas que no le pueden faltar.

Un retrato de su tío abuelo, el ex presidente Eduardo Santos, lo acompaña desde la pared principal.

Así luce el despacho del presidente Juan Manuel Santos, al que llega pasadas las ocho de la mañana para atender los asuntos de Estado.

Ya lleva más de tres horas despierto. Para cuando se toma el primer tinto, una bebida que no le puede faltar, ha hecho una hora de ejercicio, ha leído diarios, ha revisado las noticias del mundo en Internet y ha impartido instrucciones a miembros de su equipo de gobierno.

Quienes trabajan con él reconocen que es muy ordenado, que es exigente, que no le gusta dejar nada al azar, que sabe delegar, pero que demanda resultados.

Aunque tiene una amplia colección de corbatas, hay momentos en los que prefiere vestir de jean, blazer y camisa abierta. Los colombianos también lo han visto, en clima cálido, lucir pantalones bastante informales.

Santos ha demostrado que a la hora de trabajar no tiene horario y que no importan las condiciones del terreno. En la época más dura de la ola invernal, pasó varios días a la semana calzando botas de caucho e, incluso, pala en mano, ayudando a construir jarillones.

Aunque, hasta antes de llegar a la Presidencia, sectores de la opinión pública tenían a Santos como frío y distante, el mandatario ha demostrado ser un orador que se conecta con su audiencia, un mandatario que sabe enviar mensajes y fijar la agenda de medios.

Prueba de esto es que, además de los discursos, se asegura de que los escenarios sean propicios para los eventos a los que asiste. Por ejemplo, la sanción de la ley de víctimas y el saludo a la selección Colombia de fútbol se realizaron en la plaza de armas del Palacio, en medio de un gran despliegue tecnológico y un ambicioso montaje.

El Presidente tampoco tiene problema para usar teleprompter en sus discursos. Pero no se estresa si debe improvisar. También tiene pasatiempos. A pesar de su intenso trabajo, dedica algunas horas en Palacio a jugar póquer con sus amigos. De igual forma, le saca tiempo a ver películas. Se ha declarado todo un cinéfilo. Incluso, en sus viajes internacionales carga siempre varias películas. Su filme favorito es Invictus.

A la hora de sus encuentros con la prensa, no le gustan los tumultos. Prefiere hacer una declaración.

Otra de sus grandes pasiones es el fútbol. Hincha de Independiente Santa Fe, no ha tenido problema en ponerse los cortos y los guayos para 'echarse un picadito'. Claro que su primera incursión en las canchas, como Presidente, terminó en una lesión.

Pero Santos es un presidente de carne y hueso, que nunca se pierde los partidos de la selección Colombia, a la que también acompaña en el estadio. Es tal la fe que tiene en el seleccionado nacional, que ha hecho apuestas con otros presidentes. La última que hizo la perdió con su colega mexicano, Felipe Calderón.

El equipo que apoya a Santos.

Si bien los tres 'Juanes' están en el círculo inmediato, Santos cuenta con un sólido equipo de altos consejeros y secretarios, cuya labor también ha sido fundamental durante este primer año

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.