Secciones
Síguenos en:
NUEVO INTENTO PARA SALVAR EL OZONO

NUEVO INTENTO PARA SALVAR EL OZONO

La ONU pidió ayer en Viena a la comunidad internacional un esfuerzo extraordinario para acabar con las sustancias que están destruyendo aceleradamente la capa de ozono de la estratosfera, que nos protege de las peligrosas radiaciones ultravioletas de origen solar.

La directora del programa del Medio Ambiente de la ONU, Elisabeth Dowdeswell, se dirigió a los ministros asistentes a la séptima conferencia de los 150 países signatarios del Tratado de Montreal para la salvación del ozono para pedirles que no relajen las restricciones a la producción de los productos destructores de la capa de ozono, sino que las extremen.

Greenpeace y otras organizaciones no gubernamentales han denunciado los intentos que llevan a cabo algunos países, como Estados Unidos, India y Nigeria, para retrasar los plazos en que debe ponerse fin a la producción y el consumo de las sustancias causantes del llamado agujero de ozono sobre el planeta y evitar controles más rigurosos.

Dowdeswell expresó su esperanza de que la reunión de Viena sea la última necesaria para ayudar a la capa de ozono a regenerarse, y afirmó que se trata de acabar de una vez con los clorofluorocarbonos (CFC) y el pesticida conocido como bromuro de metilo, productos de amplio uso en el Tercer Mundo que están destruyendo la capa protectora de la vida terrestre.

Agregó que un 25 por ciento de la población mundial ha conseguido ya abandonar la producción y el uso de esas sustancias nocivas, y el 75 por ciento restante deberá tomar medidas aceleradas si se pretende salvar el planeta.

Dowdeswell apeló a los países en vías de desarrollo a autorizar las medidas restrictivas de la producción y uso de esos productos, porque no tiene sentido, como quiere parte del grupo de los 77 (países del Tercer Mundo), montar industrias con tecnologías obsoletas (a base de clorofluorocarbonos) cuando ya existen alternativas .

Por otra parte, reconoció que los países sucesores de la Unión Soviética, las llamadas economías en transición , tienen dificultades para cumplir de aquí a final de siglo como los países industrializados de Occidente su compromiso de abandonar la producción de los CFC.

En los trabajos preparativos de la conferencia ministerial, la pasada semana, se produjeron fuertes discrepancias que han impedido a los expertos ponerse de acuerdo en un documento para someterlo a los jefes de delegación.

Uno de los asuntos más polémicos es el fondo multilateral creado para ayudar a los países en vías de desarrollo a sustituir la producción y el consumo de las sustancias más nocivas.

Sólo la mitad de los 42 países que se comprometieron a contribuir a ese fondo lo han hecho realmente, y Estados Unidos, así como algunos países de la Unión Europea (UE), se resisten a los aumentos de las contribuciones que se requerirían si se quieren extremar las medidas de defensa de la capa de ozono.

El protocolo de Montreal de 1987, completado luego por otros acuerdos más rigurosos aprobados en Londres y Copenhague, establece que los países industrializados deberán poner fin a la producción de los CFC a partir del 1 de enero de 1996, mientras que a los países en vías de desarrollo se les da un periodo de gracia hasta el año 2010, que algunos pretendían acortar en Viena hasta el 2006.

Por lo que se refiere a los clorofluorocarbonos parcialmente halogenados, el plazo dado a los países industrializados acaba el año 2030, pero en cambio no se ha fijado calendario para los Estados en vías de desarrollo, que se niegan a aceptar cualquier plazo o, en el mejor de los casos, proponen el año 2040 como límite.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.