Secciones
Síguenos en:
EL ÁNGEL DE LAURA RESTREPO LLEGÓ A CALI

EL ÁNGEL DE LAURA RESTREPO LLEGÓ A CALI

Un ángel que no cae del cielo, un ángel que vive en la tierra y que esconde sus alas entre una realidad bogotana que se pierde en el barrio Galilea, es el pretexto para que Laura Restrepo ponga a volar su imaginación con la obra Dulce compañía, trabajo literario que fue lanzado en Cali la semana pasada.

Esta escritora bogotana, que se ha mantenido entre los avatares del periodismo y la literatura ha publicado: Historia de una traición (1986), La isla de la pasión (1989) y Leopardo al sol en 1993. Obras donde el olfato periodístico y el gusto personal por el reportaje son la marca que la identifican. Ficción y realidad juntos en un solo contexto llamado Colombia.

Pero ahora Laura se orienta con su Dulce compañía a un tema nuevo e interesante, los ángeles, tomando como punto de partida un barrio popular de Bogotá, donde un ser celestial ha aparecido, pero no tiene alas ni desaparece, su halo divino se nota en otras manifestaciones.

En una charla breve la escritora contó a EL TIEMPO-Cali Valle su trabajo y eso que no la desampara ni de noche ni de día: la literatura.

Por qué del periodismo y realidad a la literatura de ficción? Empecé siendo periodista y sigo siéndolo, pero de todos modos ese punto de ficción se ha ido colando de pronto porque a los reportajes que voy haciendo me resulta divertido mezclarlos.

El periodismo es una fuente infinita de literatura pero es tan rápido que exige como salirse muy pronto de la misma.

Esta obra se centra en ángeles. Por qué esa temática en un contexto tan cotidiano como un barrio? La cosa empezó una vez que estaba haciendo una investigación sobre el autismo. Yo necesitaba encontrar los movimientos humanos de un ángel (el autismo es conocido como la enfermedad de los ángeles) y una vez hecha la investigación necesitaba un espacio para expresar sin que pareciera un relato fantástico y ese barrio popular era el espacio perfecto.

De dónde nace la idea de escribir sobre ángeles? Yo empecé la investigación cuando estaba viviendo en Roma, antes que se pusiera de moda el tema. El primer impulso fue meterme a la biblioteca de la Universidad Gregoriana de Roma. Cuando pregunté por el tema, el encargado me dijo: !Sálgase de la biblioteca!, búsquelos en los santuarios, calles o excavaciones primitivas.

Luego de ea experiencia pasé mucho tiempo en la biblioteca Angélica para leer manuscritos medievales sobre los ángeles, su historia y personalidad.

Hablemos un poco del lenguaje de Dulce compañía. Cómo lo estructura, qué matices tiene? Hay como dos lenguajes en el libro: un lenguaje bíblico y objetivado de unos cuadernos del ángel, y la periodista con un lenguaje más llano.

Hay conversaciones de las mujeres por la naturalidad, por los temas personales; yo quise que el diálogo con el lector tuviera esa naturalidad.

Laura Restrepo quería hacer una historia sobre el ángel Ubiel, que fue perseguido y prohibido por la iglesia, según parece porque estaba aumentando su fascinación por él, casi como la de dios.

Pero al retornar a Colombia, la idea se truncó y el ángel aterrizó en la tierra y ahora... en tierra caleña.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.