HA HECHO BUENAS INVERSIONES

HA HECHO BUENAS INVERSIONES

Suponga que hace diez años usted hubiera separado 100 pesos para invertir. Cuánta plata tendría hoy? Pues bien, le tenemos algunas noticias que tal vez le sorprenderán: su mejor opción habría sido invertir en acciones. Si hubiera optado por finca raíz, también le habría ido bien. Un CDT apenas le estaría reportando un resultado mediocre. Y definitivamente habría cometido un error serio si se hubiera quedado con una inversión en dólares.

18 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

Contra la corriente Estos resultados no reflejan los hábitos de inversión de los colombianos. En este país estamos acostumbrados a medir los rendimientos en el corto plazo y a preferir siempre las alternativas que tienen liquidez inmediata. Cualquier otra cosa nos inspira una desconfianza profunda.

Es por este motivo que las alternativas de renta fija, como las cuentas de ahorro upac o los Certificados de Depósito a Término (CDT) priman sobre las acciones inscritas en bolsa cuando las personas y las familias buscan alternativas para colocar sus ahorros. Pero no imaginan el potencial que tienen la paciencia y la calma para lograr mejores rendimientos.

Este modelo mental tuvo sentido durante muchos años, mientras la economía estuvo cerrada y altamente regulada. Pero hoy en día, con la multiplicación de opciones y el incremento en el dinamismo de los mercados financieros, hay que perderle el miedo al riesgo.

Hasta el inicio de nuestra apertura económica y mental, a comienzos de los años noventa, casi todas las modalidades de inversión ofrecían resultados seguros, estables y, ante todo, satisfactorios en términos de retornos.

La única alternativa que presentaba leves rezagos frente a la inflación era, paradójicamente, la denominada de valor constante. La upac fue creada como instrumento de ahorro para soportar los embates de la inflación, pero ha sido poco efectiva. En los últimos diez años, por ejemplo, el índice de precios al consumidor se ha multiplicado casi nueve veces, mientras que la upac apenas lo ha hecho siete veces, sufriendo un deterioro del 21,7 por ciento una vez descontada la inflación.

Después de 1990 las cosas cambiaron, como lo hizo el país, y algunas alternativas obvias como los dólares y los CDT perdieron parte de su atractivo. El mundo de las finanzas comenzó entonces a premiar el riesgo y el buen olfato.

Premio a la constancia Suponga que hace diez años usted tenía 100 pesos y quería invertirlos en algún activo físico o financiero que le permitiera disfrutar hoy el fruto de sus rendimientos.

Aunque el ejemplo raya en lo absurdo cuando no se tiene la costumbre de pensar en el largo plazo, imagine también que tenía varias alternativas: comprar una canasta de acciones, abrir una cuenta upac, adquirir unos dólares (aunque en esa época la palabra fuera prohibida), comprar una unidad de vivienda o, simplemente, constituir un CDT en una entidad financiera.

Los resultados son verdaderamente sorprendentes. Las acciones fueron, al fin y al cabo, la opción más rentable.

Para medir el comportamiento del mercado accionario se tomó el índice Vallejo de Corredores Asociados, que incorpora el comportamiento de las tres bolsas del país. Fue necesario omitir cualquier consideración con respecto a los dividendos, aunque es fácilmente comprobable que su peso específico es pequeño comparado con el elemento de la simple valorización.

Los 100 pesos invertidos en acciones, liquidados hoy, se convertirían en 2.900 y superan cualquier otra opción de inversión. Se debe tener en cuenta, eso sí, el riesgo. Por ejemplo, si hubiera liquidado su inversión un poco antes de agosto de 1994 habría obtenido más de 3,900 pesos. Las altas tasas de interés y la crisis del país le han restado valorización al negocio accionario desde entonces.

La finca raíz, por otro lado, también fue una excelente inversión, sobre todo si se hubiera adquirido para aprovechar la renta a través del arrendamiento. Hoy un metro cuadrado de vivienda vale 10,4 veces más que hace diez años.

Pero si se hubiera invertido el producto del arrendamiento en una cuenta upac no solo tendría los 1.038 pesos que valdría hoy su inmueble, sino también otros 822 pesos en su cuenta en la corporación, casi suficiente como para hacerse a otra unidad de vivienda.

A la fija Para los más ortodoxos los resultados son bastante menos buenos. Si hubiera invertido 100 pesos en un banco o en una corporación hace diez años, con el fin de constituir un CDT y dejarlo allí durante una década, reinvirtiendo los intereses a las tasas vigentes, hoy podría retirar 1.414 pesos.

Sin embargo, recuerde que tuvo que pagar impuestos equivalentes en retención al 7,0 por ciento de los rendimientos. Para efectos de simplicidad, dicho tributo fue de 92 pesos, por lo cual sólo retiraría 1.322.

Quien hubiera dejado sus 100 pesos en una cuenta upac habría obtenido un rendimiento equivalente a la corrección monetaria, es decir, al la velocidad a la que crece la unidad, más un pequeño rendimiento adicional que, para efectos del ejercicio, también se hubiera perdido pagando tributos. Así las cosas, hoy podría retirar apenas 702 pesos, lo cual sería poco menos que lamentable, pues lo que en 1986 se compraba con 100 pesos hoy vale 900. Habría perdido 198 pesos de hoy.

Por último, quien hubiera comprado dólares sería el más golpeado.

Si no le apostó al país, si creyó que era mejor tener su dinero afuera por si acaso , aunque lo hubiera invertido en un banco en el extranjero en un CDT en dólares, hoy lo estaría lamentando. La divisa únicamente multiplicó su valor cinco veces. Si hoy vendiera sus dólares en un banco, para enmendar su error, por cada 100 pesos de hace diez años obtendría hoy 500. Y si lo hubiera depositado en un CDT en el extranjero, obteniendo un rendimiento en dólares, en el mejor de los casos recibiría 837, también lejos del comportamiento de la inflación.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.