UN PROGRAMA PARA DESNUTRIR LA VIOLENCIA

UN PROGRAMA PARA DESNUTRIR LA VIOLENCIA

Si una persona se acuesta con hambre, despierta violenta. Si se acuesta satisfecha, al levantarse va a tener una mejor disposición para relacionarse con su entorno.

20 de agosto 1996 , 12:00 a.m.

Basado en este pensamiento, Oswaldo Figueroa Rodríguez, ingeniero de sistemas de la Universidad Incca, desarrolló un programa que permite recolectar y analizar información estadística para determinar el estado nutricional de los colombianos menores de 18 años.

Su objetivo es aprovechar los recursos tecnológicos en beneficio de la comunidad y plantear algunas soluciones para los problemas relacionados con la mala alimentación, y la violencia que se desarrolla como consecuencia de esta.

Con Sisdinutri, el Sistema Dinámico de Información Nutricional, es posible manejar historias clínicas, evaluar el desarrollo de los pacientes, determinar dietas y sugerir recetas que cumplan con los requerimientos de cada usuario.

La información sobre cada tipo de alimento y los diferentes análisis se basan en los mismos estudios de la Organización Mundial de la Salud que utiliza el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar para desarrollar sus campañas en este campo.

La intención de Figueroa es distribuir el programa de manera gratuita y entregárselo al Gobierno para que lo utilice de la mejor manera posible.

Sin embargo, desde enero de este año, cuando envió la primera carta de presentación, ha recibido respuestas tan insólitas como aquella de la Secretaría Distrital de Salud en la que se le informaba que la vinculación laboral en esa entidad se realiza a través de concurso, por lo que se le recomendó estar pendiente de las convocatorias.

Profeta en su tierra En cambio, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) demostró su interés en el desarrollo y envió a Figueroa a un seminario sobre sistemas automatizados para evaluar el consumo de alimentos en América Latina y el Caribe que se realizó en La Habana, Cuba.

De allí regresó con un documento que lo certifica como vocero de dicho certamen en Colombia. Su misión (y ya decidió aceptarla) es instalar un sistema llamado Ceres (también sobre alimentación) y capacitar a un grupo de 30 personas que se conviertan en multiplicadoras y lo hagan llegar a los diferentes rincones del país. Esta labor también incluye demostraciones de Sisdinutri.

Pero la reacción en Colombia no ha sido todo lo positiva que una persona que quiere ayudar a su país pudiera esperar. He recibido respuestas que no me dicen absolutamente nada , afirma Figueroa.

Ni siquiera ha valido hacer énfasis en el ahorro de dinero que se lograría al utilizar Sisdinutri en las diferentes campañas sobre nutrición que se desarrollan en el país que, según sus propios cálculos, gastan 199 millones de pesos solamente en papel.

Sin embargo, guiado por el espíritu de ayuda a la comunidad que le inculcaron en la universidad y orientado por su actividad como catedrático, va a seguir intentándolo.

Tecnología elemental En Colombia existen regiones apartadas donde el desarrollo tecnológico no es muy grande y todavía se pueden encontrar computadores con procesador 286, por ejemplo.

Para que Sisdinutri se pueda utilizar en lugares como esos, Figueroa desarrolló el programa para ambiente DOS. Se puede ejecutar con 640 KB de RAM y necesita 1 MB en disco duro.

Según él, migrar el programa a Windows es como tener un señor vestido con camisa, pantalón y zapatos al que solamente falta ponerle el saco. Esto no representa ningún inconveniente.

Seleccionando opciones a través de diferentes menús en pantalla se tiene acceso a todas las funciones del software.

Utilizarlo no es complicado, pero en la medida en que se puedan realizar algunas mejoras (como unificar el uso de la tecla enter después de introducir cada dato, por ejemplo) los procesos podrán ser más fáciles y agradables.

Sin embargo, Sisdinutri no está diseñado para profesionales que exigen un interfaz gráfica muy elaborada, sino para proveer una solución básica que permita recolectar y analizar datos relacionados con la nutrición de los colombiano, sin que se necesite tener conocimientos profundos en el área de la informática.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.