Secciones
Síguenos en:
La perinola política

La perinola política

Antes del Play Station y de los múltiples juegos actuales por Internet, los niños se entretenían con uno rudimentario: poner a girar una figura geométrica llamada perinola, que daba muchas vueltas hasta detenerse dejando hacia arriba una cara determinante del juego: pon uno, pon dos, toma uno, toma dos, toma todo, todos ponen.

También los Carrangueros de Ráquira inmortalizaron así para el pentagrama a una vaca de abundante leche pura, criada en un bello fundo boyacense. Pero no es esta última la perinola que motiva estas reflexiones, sino la primera, por su símil con la política colombiana.

Aquí todos giran como el inofensivo juguete: unos se toman un puesto, otros dos, y algunos todo, a nombre de la Unidad Nacional. Eso sí, dan más vueltas que la perinola, y si no producen leche, sí sacan más de la dispensada por la vaca carranguera.

Para comprobarlo, basta una rápida mirada a este primer año escaso de gobierno. Políticos como Germán Vargas y Juan Fernando Cristo, que en el pasado quisieron aplicar la moción de censura al entonces ministro Juan Manuel Santos, son hoy decididos aliados y defensores suyos. Es esta, desde luego, una conducta política que los enaltece y enriquece la "democracia colombiana".

Otros, artífices del cambio institucional que le permitió a Uribe cambiar la Constitución en su interés personal (con episodios tan grotescos como el de las secreciones de Yidis en una matera de la Casa de Nariño) y que lo tenían como insustituible, lo responsabilizan hoy de todos los problemas nacionales.

El propio Uribe, beneficiario del popular "efecto teflón", con ayuda desinteresada de algunos medios y columnistas, en el curso de pocos meses pasó de "irreemplazable" a "procesable", por el infortunio judicial de su círculo más cercano.

Ahora casi todos los análisis sobre el primer año de gobierno coinciden en afirmar que quienes impulsaron a Santos, mayoritariamente no lo apoyan, al contrario de quienes lo consideraban poco menos que el Lucifer que continuaría la obra del gobierno Uribe.

Los mal llamados 'verdes', que antes del descalabro mockusiano en la primera vuelta saltaban dichosos con sus coloridas camisetas repitiendo a gritos el "yo vine porque quise, a mí no me pagaron", ahora reconocen que se puede ser santista (como los casi nueve millones que votaron por él en la primera vuelta), sin recibir nada a cambio.

Sin sonrojarse, en poco tiempo revaluaron su teoría de que el Presidente representaba el "todo vale". Entraron por la puerta grande, sin pedir ni aceptar nada, a la "unidad nacional", esa especie de nuevo "canapé republicano" para todos, impulsado exactamente hace 100 años por Eduardo Santos, tío abuelo del actual Primer Magistrado.

La "oposición" puede venir, como escribió don José Manuel Marroquín, de donde menos se espera, es decir, de quienes se pegaron a la candidatura Santos tras fracasar la de Andrés Felipe Arias.

¿Quién habría imaginado a un columnista perspicaz y agudo, de reconocida "independencia" y sin compromisos ideológicos, como Plinio Apuleyo Mendoza, escribiendo contra un gobierno que ayudó a elegir? Pero en las regiones ocurren hechos aun más curiosos, sobre todo con la norma de la reforma política, que permite a un candidato inscribirse por uno o más partidos, o por todos los existentes.

Para citar un solo caso, ¿qué tal lo de Medellín, donde, en torno a la alcaldía, se unen Sergio Fajardo (todavía verde y símbolo de renovación), Aníbal Gaviria (liberal que se dice representar a los jóvenes) y Fabio Valencia, según algunos conservador de viejo cuño, cacique emplumado y militante del ahora odiado uribismo? Definitivamente, quien pretenda entender la política colombiana con seriedad terminará en un diván siquiátrico.

Quien pretenda entender la política colombiana con seriedad terminará en un diván siquiátrico.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.