Secciones
Síguenos en:
LOS PACHECO, MILLONARIOS SÓLO POR UN DÍA

LOS PACHECO, MILLONARIOS SÓLO POR UN DÍA

Cuando los Pacheco creyeron que se habían ganado la lotería en Taganga, celebraron durante dos días, y se gastaron casi dos millones de pesos en la rumba.

Los Pacheco cuentan que la fiesta se hizo con mesura. No podían celebrar tanto, pues guardaban luto por la muerte reciente de un abuelo.

Aún con el guayabo, fueron a cobrar a Cartagena. Allí les dijeron: sí, ése es el número, pero la serie (13) no es la de ustedes, sino la 3.

Ahora, por cosas del azar, todo es más difícil. Se quedaron con las manos vacías y tendrán que pagar el millón y medio de pesos que habían pedido prestado para la celebración.

Sin embargo, no se dan por vencidos. Insisten en que el premio es de ellos. Si la lotería se equivocó, que nos paguen. Que nos paguen todas las burlas que han hecho , dice Carmen Abigail Pacheco, a quien le dicen La Nena .

Los billetes con el número ganador errado permanecen en casa, ocultos como un tesoro. Y La Nena no se cansa de repetir: Fijate, hasta el lotero nos dijo que en la radio oyó la serie 13 .

Rieron y lloraron el 24 de octubre porque tenían el premio mayor. Una y otra vez los Pacheco Guerra miraban la prensa: eran los nuevos ricos del pueblito de Taganga, cerca a Santa Marta. Y se armó el parrandón.

De todas partes llegaron a felicitarlos, por lo que pidieron en préstamo un millón y medio de pesos para celebrar con más de noventa y cinco amigos, que también bailaron, brincaron y cantaron durante más de dos días.

Un día antes de la celebración, el lunes 23 de octubre, como siempre, llegó el lotero a casa de los Pacheco. Ellos le pidieron una combinación numérica que incluyera el siete y sólo encontraron tres fracciones porque los vecinos ya habían comprado el resto. Carmen Abigail Pacheco Guerra, de 34 años, conocida como La nena , compró dos, y su mamá, de 56 años, la otra.

El martes, como a las 7:30 de la mañana, una de las hermanas La Nena llegó alborozada del mercado. Había visto en el periódico el premio mayor de la Lotería de Bolívar: 2047, serie 13. Amanecían ricos con 39 millones de pesos.

Y no hubo más trabajo ese día. La noticia se extendió entre los habitantes de la bahía de Taganga, a diez minutos de la capital del Magdalena. La fiesta apenas comenzaba. Los Pacheco, gritaban, saltaban, y destapaban sin cesar botellas de licor... y pedían dinero prestado; su garantía, ahora eran los nuevos millonarios.

Al día siguiente hablaron con los otros dos poseedores del resto del billete, y el jueves, La Nena, su cuñado y su papá viajaron a Cartagena, a la sede principal de la Lotería de Bolívar, a cobrar.

Aún con el eco de los timbales, y la alegría intacta, llegaron a las 11 de la mañana y caminotíamos Cartagena buscando a todos los loteros y nos alegrábamos más; teníamos los números ganadores , recuerda emocionada La Nena.

Pero apenas entraron a la oficina de la Lotería se quedaron mudos. Tenían el número ganador pero no la serie. Ellos que se habían acostado el 25 de octubre con el sueño cumplido de ser millonarios, y después de una costosa fiesta de dos días invirtió 125 mil pesos para ir a Cartagena a cobrar, descubrían que estaban más endeudados que nunca.

De luto, pero...

La celebración de los ocho hermanos Pacheco, la mayoría habitantes de la parte alta de Taganga, fue amena y prolongada aunque dicen que con mesura porque están guardando luto por la muerte reciente del abuelo paterno.

Algunos trabajaron en la caseta número cuatro de Villa del Mar, en plena bahía, a diez minutos de la casa, en donde en medio de la algarabía alcanzaron a hacer planes. Uno de ellos era pagar todas las deudas.

Pero los Pacheco dicen que les tienen que entregar su premio. En la oficina de la Lotería -dice La Nena- nos salió la suscriptora con el cuento de que no nos iba a pagar porque ese billete lo habían cambiado .

Pidieron hablar con el gerente, pero les contestaron que estaba en Bogotá. Entonces pidió al subgerente. Ya en el segundo piso nos hicieron esperar media hora... nos dejaron tirados ahí porque no nos atendieron .

Con enojo, La Nena como pudo se hizo escuchar y les dijo a los de la Lotería venimos a cambiar el quinto de billete que nos ganamos, queremos que nos lo paguen porque esta es la serie, y todos los cartageneros tenían la serie 13 .

Ya para entonces, los Pacheco tenían un fax de InverCaribe -empresa de loterías- en el que estaba la serie 13. La Lotería dice que es la serie 3 y se trató de un error involuntario.

Ante la falta de entendimiento, lo que pintaba como un gran sueño, se iba convirtiendo en enredo. La última semana de noviembre, la familia samaria dio cuenta a la Fiscalía, y contrató a un abogado.

Los Pacheco ya tienen fama entre los vendedores porque en la Comuna de Taganga, son los mayores consumidores de estos juegos. En esta ocasión esperan recibir por cada quinto 13 millones, es decir, por cada una de las tres fracciones, les corresponden 39 millones, sin restar el 37 por ciento en descuentos.

La Nena que nunca se ha ganado un quinto de billete, pero si había estado cerquita , aún compra loterías, excepto la de Bolívar. Si la Lotería se equivocó que nos paguen, que nos paguen... todas las burlas que han hecho .

Entonces, La Nena se queda pensativa mientras mira los últimos reflejos del sol sobre el mar, cuando las playas cercanas a las colinas que bordean a Taganga empiezan a verse solitarias. Y antes de perderse calle abajo, ella grita fíjate, hasta el lotero nos dijo que en la radio oyó la serie 13 .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.