Secciones
Síguenos en:
JUAN PABLO MONTOYA, EL ARTISTA

JUAN PABLO MONTOYA, EL ARTISTA

Las 6 Horas de Bogotá, por el Premio Doria MOTOR ACC resultaron ser la carrera más intensa y difícil que registren sus archivos y sirvió como el mejor marco para un gran espectáculo en el cual el mejor artista fue Juan Pablo Montoya, quien encabezó las tripulaciones ganadoras en dos categorías y dio una inolvidable lección de manejo a un nivel que estuvo bien por encima de todos los competidores.

Las 6 Horas vinieron a resolverse bajo dos horas de colosal lluvia que convirtieron la pista en un peligroso reto, agravado por la oscuridad y pésima visibilidad que todos los pilotos reportaron a bordo de sus coches.

Jonathan Burstyn con José Peña en la clase B de la categoría 1.300, Mario y Mauricio Ruiz con Cristopher Flanaggan en el grupo A de ese misma cilindrada, Luis Jenaro y Juan Carlos Rico en la clase de los 2 litros, Jorge Cortés con Juan Pablo Montoya y Diego Guzmán en el Spice y Andrés Felipe Gómez, también apoyado por Montoya y por Jaime Guerrero, fueron los ganadores de la histórica jornada que terminó con una altísima concurrencia que soportó la lluvia y el frío hasta cuando se apagaron las luces de la fiesta.

A primera hora, Jaime Guerrero había iniciado su victoriosa jornada con una clara victoria en la válida de la Fórmula Renault Clausen, luego de la cual Nessim Kassem, con un segundo lugar se aproximó casi definitivamente al título. Tercero fue Diego Mejía y cuarto, Andrés Lleras en su mejor carrera.

Para los verdaderos aficionados que tuvieron la suerte de asistir el viernes a Tocancipá, las 6 Horas comenzaron con la espectacular clasificación que hizo Montoya en el Spice. Concentrado, frío y con una maestría absoluta que mostró sus colosales progresos en Inglaterra, Montoya pulverizó el récord y los pronósticos, girando en un tiempo de 1m 03s 718mil, que dejó estupefactos a los asistentes. Este fue la primera de sus tres victorias del fin de semana.

La segunda la comenzó a fabricar en la propia arrancada de las 6 Horas cuando le madrugó a los prototipos y se escapó en el Oldsmobile a un ritmo frenético que se vio desacelerado por el bloqueo de la caja de cambios que solo pudo repararse cuando Guerrero pasó al volante. En esa categoría se clarificaron las cosas rápidamente pues el Camaro del Sesana Racing se quedó pronto, el Porsche de Solórzano y Nieto tuvo una falla eléctrica temporal que lo sacó del llavero y el Mercedes de los Pombo perdió el embrague y mucho tiempo en el arreglo. El Camaro de los hermanos Andrade estuvo en pits mucho tiempo y el de Fajardo-Friend claudicó sin caja de velocidades.

La tercera victoria de Montoya fue la reconstrucción de una causa que pareció perdida y que tuvo en un momento las acciones del Sesana Racing fuera de concurso, debido a que sus dos autos chocaron dos veces entre sí y en otro oportunidad el Camaro en manos de Orjuela se trompeó y contra él chocó el Spice de Sergio y Giovanni Sesana y sufrió daños que luego se agravarían. El Spice heredó un radiador del Camaro y con sus exhostos maltrechos y corto de potencia, cayó en manos de Montoya en pleno aguacero. El joven piloto dio otro concierto de manejo y se lanzó entre agua y tinieblas a la imponente tarea de descontarle 21 vueltas al Oldsmobile en el cual sus compañeros punteaban la general. Montoya salvó la carrera del Spice, que luego en manos de Guzmán llegaría a la meta para su segunda victoria consecutiva en las 6 Horas.

El espectáculo de Montoya mantuvo a la gente en el escenario y así pudieron ver coronar a los hermanos Rico con su Toyota una victoria ampliamente merecida y perseguida desde hace muchos años en una desierta clase de los 2.000 c.c. en la cual fueron los únicos en terminar.

Burstyn y Peña mostraron toda la validez de la clase A 1.3 para autos hechos antes de 1990 y con un impecable manejo se alzaron con un amplio triunfo sobre Eduardo Forero y Gustavo Giraldo y Cancelado con Gustavo Perry, terceros del grupo donde el favorito R4 de Villegas-Satter siguió padeciendo dolencias de máquina.

Mario y Mauricio Ruiz con Christopher Flanagan cerraron su buen año donde estuvieron cerca de ganar la Copa Doria-Mustang-ACC, con un nítido triunfo en la clase de los Swift, luego de una linda pelea con la Gómez Iván y Germán y Amaya, quienes por largo rato tuvieron la victoria en la mano, lo que habría premiado sus grandes profesos en la temporada. Puyo y Ocampo fueron terceros seguidos por Roca y Sergio Madero en un carro estrictamente de serie pero muy confiable. Los grandes favoritos Bejarano-Vega y Camacho-Madero no figuraron por problemas mecánicos de fondo.

Al cerrarse la jornada y el año automovilístico, hubo gran alegría por que se vivió una prueba cuyo contenido técnico estuvo muy por encima de lo usual, se disfrutó y admiraron hasta la saciedad los progresos, talento y futuro de Juan Pablo Montoya, de largo la figura de las 6 Horas y quedó la sensación de que se dio un importante salto en máquinas, madurez, calidad y se recuperó mucho público que esta vez llenó el escenario con gusto y constancia.

(Resultados: ver Cifras)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.