Secciones
Síguenos en:
Recordé a Saldanha

Recordé a Saldanha

Una de las historias más bellas del fútbol es la del ya desaparecido Joao Saldanha, quien fue uno de los más reconocidos periodistas brasileños, y quien, por sus duras críticas a la selección verdeamarilla, tras el fracaso del Mundial de Inglaterra-1966, fue nombrado DT nacional. Él fue quien clasificó al fabuloso Brasil al Mundial de 1970, a ese equipo aún considerado por muchos el mejor de todos los tiempos. No dirigió aquel onceno en México-70 porque, guiado por su rebeldía periodística y política, desafió al dictador militar de la época, Emilio Garrastazu Médici, que quiso imponer a Dario Maravilha como titular. Saldanha llamó a los 22 mejores futbolistas del momento (así varios jugaran aparentemente en el mismo puesto), los apodó las 'fieras de Saldanha' y usó el sentido común: dejó que Carlos Alberto comandara la zaga, que Gerson mandara en el mediocampo y que Pelé liderara el ataque. Era consciente de que el fútbol es de los jugadores y no de los DT, pues estos, sus bien meditadas ecuaciones tácticas y sus credos estratégicos solo toman relevancia cuando no tienen arquitectos para construir su proyecto y levantan resultados con obreros, o cuando ganan tras convertir a los arquitectos en maestros de obra...

Vi la simpleza, la calidad de James Rodríguez, Luis Fernando Muriel y Michael Ortega en la paliza 4-1 de la juvenil de Colombia a la de Francia. Con esos jugadores soñamos con pelear nuestro mundial. Colombia atacó por la derecha cuando James jugó por ahí, y atacó por la izquierda cuando se hizo allá. Cuando James se apoyó en Ortega (¡qué taconazo para el segundo!), lo agigantó; cuando se ayudó con Valencia, lo hizo brillar.

¡Hizo que Arias fuera clave con un gol y un penalti! Colombia encontró los goles que siempre le hacen falta, en Luis Fernando Muriel, un pichón de Valenciano que aguanta, engancha, patea y la mete. En un país en el que para sus selecciones hacer un gol es un parto de mellizos, tener un muchacho que le hace dos a Francia en el mismo juego es como un milagro.

Y fue entonces, al ver el mérito y el talento de los jugadores, cuando me acordé de Joao Saldanha. Solo eso..

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.