LICORERA SE UNIRÍA CON KIMEL

LICORERA SE UNIRÍA CON KIMEL

La Industria de Licores del Valle quiere unirse a una empresa española para conformar una sociedad de economía mixta que se encargaría de procesar a nivel industrial la vinaza, residuo que queda de la producción de alcohol. El gerente de la Licorera, Andrés Bríñez, presentó a consideración de la Asamblea un proyecto de ordenanza que busca su autorización para asociarse con la firma Kimel Aditivos SL del Grupo Hidronor de España.

16 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

En la exposición de motivos Bríñez indica que cada día se torna más difícil el manejo de la vinaza debido a las rígidas normas ambientales que imperan en el país. Propone entonces montar una planta que produzca lignosulfonatos sólidos o líquidos a partir de las vinazas concentradas de la caña de azúcar. El lignosulfonatos es empleado en la industria de la construcción.

La planta estaría localizada en el corregimiento de Rozo en Palmira, dentro de los terrenos donde funciona la Destilería San Martín, propiedad de la Industria de Licores donde se elaboran los alcoholes y donde cada mes quedan 20.000 toneladas de vinaza líquida.

Una vez en pleno funcionamiento la nueva empresa y en término no mayor a un año, comprará el ciento por ciento de la producción de vinazas concentradas de la Industria de Licores del Valle , indica el proyecto de ordenanza.

Según Bríñez, la constitución de la empresa y su posterior funcionamiento dejaría un ahorro estimado entre 1,3 millones de dólares o 1,5 millones de dólares, costos que hoy asume la Licorera para el manejo de estos residuos de la caña de azúcar.

En el proyecto se contempla que a partir del segundo año de iniciadas las operaciones de la planta se recuperaría la inversión y empezarían a generarse las utilidades.

El aporte de la Licorera a la empresa sería de un 30 por ciento; entregaría el terreno valorado en 150.000 dólares y haría un aporte de capital de 300.000 dólares. El total del capital social ascendería a 1 500.000 dólares.

El Grupo Hidronor de España es reconocido a nivel mundial por el tratamiento de los residuos industriales. Según Bríñez, el Grupo se interesó por el problema de la vinaza hasta llegar a la negociación de una patente que ampara un novedoso proceso a través del cual se obtiene el lignosulfonatos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.