El Joe fue 'la rebelión'

El Joe fue 'la rebelión'

La música colombiana y caribeña perdió ayer a uno de sus representantes más creativos y singulares: Álvaro José, El Joe, Arroyo. Para el periodista Mauricio Silva, autor de El centurión de la noche -la única biografía sobre su vida y obra-, el cantautor nacional fue el más "importante, impresionante y emocionante".

27 de julio 2011 , 12:00 a.m.

Y aunque arriesgada, esta es una afirmación que la trayectoria de Arroyo por sí sola puede sostener. Importante, porque si se revisan las obras de los íconos de la música bailable del país, habría que subrayar que sus más grandes símbolos, Lucho Bermúdez, Pacho Galán e incluso Fruko, fueron geniales compositores mientras que Joe Arroyo compuso y cantó.

Impresionante, porque este artista, nacido en Cartagena el 1o. de noviembre de 1955, dejó un legado de 47 álbumes, 300 canciones y más de 100 composiciones, de las cuales 40 de ellas alcanzaron los primeros lugares de los listados de los ritmos tropicales. Y emocionante, porque su sola presencia física (la del negro sabroso) causó furor entre las centenas de multitudes que tuvo frente a sus tarimas a lo largo de 40 años de interpretación consecutiva. Su manera de bailar, su voz, sus aullidos -incluido su sello personal, que fue una especie de grito a la manera de relincho de caballo- fueron sencillamente demostraciones de autenticidad y genio artístico.

Su larga carrera en la música comenzó en 1967, cuando, como cantante empírico, hizo parte de varias orquestas en los prostíbulos de su ciudad natal, asunto que muy pronto lo llevó al profesionalismo tras ser parte de la orquesta de Manuel Villanueva, con quien grabó su primer L.P., en 1969. En ese mismo año, El Joe -apodo que le puso por entonces Rubén Darío Salcedo- pasó a la orquesta El Super Combo los Diamantes, en la ciudad de Sincelejo, con la que también grabó un disco de porros sabaneros.

En 1971, Arroyo fue llamado por los hermanos Boiga para ser la voz líder de la orquesta La Protesta, una divertida agrupación de salsa hippie que tuvo su sede en Barranquilla. A finales de 1972, El Joe fue elegido por Julio Estrada (Fruko) para que se convirtiera en el vocalista principal de Los Tesos. Así comenzó la leyenda de la primera gran orquesta de la salsa en Colombia, con la cual Arroyo logró imponer un sello que todavía baila Colombia con célebres canciones, como El ausente, Tania, El caminante, Nadando, Palenque, Flores silvestres y Confundido, entre muchas otras. Desde 1981 -hasta el día de de ayer- lideró su propia orquesta, que denominó Joe Arroyo y La Verdad, con la cual logró fama mundial. Entre 1985 y 1995 alcanzó la gloria musical con un rosario de éxitos difícil de igualar: Tumbatecho, El barbero, Musa original, Rebelión, Mary, Echao pa' lante, Son apreta'o, La noche, En Barranquilla me quedo, Fuego en mi mente, Yamulemau, A mi Dios todo le debo, Suave bruta, El centurión de la noche, Pa'l bailador, Simula timula, Teresa vuelve, Te quiero más, Ella y tú, Tal para cual y Fundillo loco, entre otros, la gran mayoría de su autoría.

A finales del siglo XX y comienzos del XXI, su carrera se vio constantemente truncada por cuenta de sus problemas de salud, casi todos ellos potenciados por el consumo de droga, mal que lo acompañó desde los años setenta hasta poco antes de caer en su lecho de muerte.

Queda claro que Arroyo pasará a la historia como el símbolo de un nuevo sonido tropical latinoamericano que llevará por siempre su sello: El Joeson. En El centurión de la noche queda condensado: "En Cartagena se forjó el mito de la prueba fehaciente de África en América, del negro que se sublevó y ganó. El Joe fue la rebelión"

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.