RIVERA VUELVE A BORIS

RIVERA VUELVE A BORIS

Boris Salazar, el economista y escritor tolimense (Ibagué, 1955), quien desde hace muchos años alterna su residencia entre Cali y las más populosas ciudades estadounidenses, acaba de ganar la V Bienal Nacional de Novela José Eustasio Rivera, convocada por la Fundación para la enseñanza y promoción de los oficios y las artes Tierra de promisión , con sede en Neiva.

18 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

Un jurado calificador integrado por los escritores Alberto Duque López, Germán Santamaría y el autor de esta columna, eligió por unanimidad El tiempo de las sombras, firmada con el seudónimo de Joan, y destacó el acierto en el manejo de la estructura, que permite al lector participar en la trama, familiarizarse con los personajes, acceder a una historia actual y universal, que dentro de lo escabroso y difícil de un tema como el mundo de los hispanos y los coreanos en los lugares más tensos de Nueva York, logra a través del lenguaje un audaz manejo de los espacios y una permanencia de buen humor que oxigena constantemente la narrativa .

Boris Salazar había publicado en 1991 La otra selva (premio del concurso Ciudad de Pereira), que reconstruye los últimos meses de la vida de José Eustasio Rivera en Nueva York, y que fue en su momento como cosa excepcional muy elogiada por la crítica (sin que después pasara nada... por supuesto!). Publicó luego Caravana, un libro de cuentos editado por la Universidad del Valle, y tiene inédita una novela sobre el redescubrimiento de América. En El tiempo de las sombras se transmite una grata atmósfera de suspenso que, alrededor del asesinato de un siniestro magnate coreano, con la presencia de una actriz porno, muda, una pitonisa singular y un reportero ( esa lacra del género humano que son los periodistas con delirios de escritor ), entre chiste y chanza pone bien puesto el dedo en la llaga de lo que significa sobrevivir en Queens, esa isla neoyorkina rodeada de inmigrantes por todas partes. Se notan aquí, patéticas, las vivencias del escritor, quien hizo allí periodismo durante varios años y observó con atención los detalles, los comportamientos, los cambios muy grandes que se producen en la identidad de las personas. Primero luchó y ganó contra el fantasma de Rivera; ahora Rivera vuelve a él para entregarle un merecido premio.

Al concurso llegaron 53 novelas, provenientes de todos los lugares del país, pero también de varios de Estados Unidos, Canadá y Ecuador. Aparte de la obra ganadora, por lo menos diez fueron objeto de deliberación, hasta último momento, para escoger las finalistas. Eso indica que, en medio de la lotería de caníbales que son los concursos, sí hay en nuestro país hombres y mujeres a quienes vale la pena leer... y respetar! Menciones especiales: Violeta se divierte en el jardín, por Sebastián del Campo (Benhur Sánchez S.); Aroma de eucaliptos, de Eduardo Cabascango (Juan Carlos Rubiano), y Yerba roja, de Rogelio Caribe (Francisco Javier Echeverri). Y que viva el Huila, compadre!

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.