SE COCINAN MÁS CAMBIOS EN CONTRATOS PETROLEROS

SE COCINAN MÁS CAMBIOS EN CONTRATOS PETROLEROS

Ante la posibilidad de que la multinacional British Petroleum decida renunciar a continuar con la ejecución del más importante proyecto petrolero del piedemonte llanero, después del desarrollo de los campos de Cusiana y Cupiagua, el Gobierno volvió a abrir la alternativa de modificar los contratos de asociación que Ecopetrol suscribe con las compañías privadas internacionales.

15 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

El ministro de Minas, Rodrigo Villamizar, ratificó ayer que el Gobierno ha hecho cuentas y ha encontrado que la rentabilidad de exploración en el piedemonte llanero en la Fase III (donde esta el proyecto conjunto de los campos Volcanera, Pauto y Floreña) no da los incentivos que una multinacional requeriría para hacerlo.

Durante un desayuno de trabajo organizado por la Contraloría General de la República, ayer el Gobierno, algunos ex ministros de Minas, analistas del negocio y representantes de la multinacional británica plantearon diferentes puntos de vista en torno al futuro de la inversión extranjera en los sectores de petróleo y gas.

Una de las principales conclusiones, y en la que prácticamente hay consenso entre las partes, es que el país está perdiendo opciones de competir en igualdad de condiciones para atraer los capitales petroleros y por ello hay que revisar la contratación actual.

Según trascendió, en la reunión el ministro de Minas y su asesor en asuntos de gas, Abraham Korman, señalaron la necesidad de definir un nuevo contrato para este energético a fin de estimular la inversión en la búsqueda y el desarrollo de nuevos campos.

Indicaron que lo que esta en juego es el abastecimiento futuro de gas que necesitará el plan de masificación y los proyectos térmicos del Plan de Expansión de Energía, por lo que es necesario estimular la exploración de nuevas reservas.

El ministro de Minas se comprometió a presentar una propuesta ante la junta directiva de Ecopetrol a fin de hacer más atractivos estos contratos de asociación gasíferos. Dijo que se debe aislar este combustible del petróleo pues se trata de un mercado con unos precios y una comercialización diferentes.

A continuación se tocó el punto que motivó la reunión: la solicitud de la British Petroleum de que se varíen las condiciones que rigen el contrato de asociación Piedemonte, en el cual ese encuentran los campos de Floreña, Pauto y Volcanera, que cuentan con importantes reservas de gas y petróleo.

Los campos fueron descubiertos pero aún no se les ha declarado la comercialidad (etapa que implica la construcción de la infraestructura necesaria para extraer los hidrocarburos) porque la British ha mostrado reparos.

Aunque la gerente de asuntos con el Gobierno, Rita Barrera, y el gerente comercial de la British, Iain Conn, estuvieron en el desayuno, se abstuvieron de hacer declaraciones. No obstante, en un pronunciamiento posterior, la BP afirmó que este contrato Piedemonte es único en razón de sus costos y por la baja rentabilidad es difícil imaginar cómo BP podría asumir elevados niveles de inversión para desarrollar las reservas de hidrocarburos del contrato .

La compañía agregó que prefiere no contemplar la posibilidad de renunciar al contrato y confía en que junto con Ecopetrol, el Ministerio de Minas y la Contraloría sea posible encontrar alternativas para mejorar la competitividad del contrato a nivel internacional .

El problema radica en que este contrato fue firmado en 1989, cuando era ministra de Minas, Margarita Mena de Quevedo, bajo unas cláusulas especiales denominadas de escalonamiento y que consisten en que a medida que se extraiga mayor producción de un campo petrolero, la participación y rentabilidad del asociado baja y la de Ecopetrol disminuye.

Ayer, el ministro Villamizar reveló que hace un año el entonces ministro de Hacienda, Guillermo Perry, propuso que todos los contratos firmados bajo las cláusulas del escalonamiento se ajustaran a los términos del factor, mecanismo creado en 1995 y mediante el cual se mejora la rentabilidad de la compañía asociada a Ecopetrol.

Recordó que su antecesor, el ex ministro Eduardo Cock, habló de flexibilizar los contratos.

El desarrollo del contrato Piedemonte se considera necesario por cuanto uno de los campos (Volcanera) contiene reservas de gas que son necesarias para abastecer el consumo industrial y residencial después del año 2000.

Al respecto, el ministro de Minas afirmó que es mejor sacar los recursos (petróleo y gas) que dejarlos enterrados .

Se abre polémica En el desayuno de ayer, el contralor David Turbay dijo sobre el tema que la junta directiva no puede cambiar las condiciones contractuales por su propia voluntad y consideró necesario que la discusión acerca de las modificaciones a los contratos se haga en un escenario como el Congreso de la República y no en un foro cerrado como la junta.

La propuesta tuvo variadas reacciones. Una de las más enfáticas fue la del presidente de la Asociación Colombiana de Petróleo, Alejandro Martínez, quien manifestó su oposición. Dijo que para las compañías extranjeras sería preocupante saber que no es el Gobierno quien coordina las políticas del sector.

Uno de los representantes del Gobierno en la junta directiva de Ecopetrol, José Fernando Isaza, y la ex ministra de Minas, Margarita Mena de Quevedo, sostuvieron que introducir nuevos cambios, especialmente en contratos vigentes, daría una señal de que el país rompe la tradición jurídica que ha mantenido de respetar las reglas del juego pactadas con los inversionistas extranjeros.

Al respecto, cabe recordar que hace un año, cuando el actual gobierno introdujo nuevos cambios al contrato de asociación petrolera, se comprometió a no tocar de nuevo esas cláusulas y condiciones de contratación en lo que restaba del cuatrienio.

Abierto de nuevo el debate, la pregunta que quedó rondando es si los eventuales cambios se harían hacia el futuro, es decir solo para los nuevos contratos que se firmen, o abarcarían también a los contratos vigentes, entre ellos el de Piedemonte.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.