Secciones
Síguenos en:
MEMORIAS DE LA BALLENA AZUL

MEMORIAS DE LA BALLENA AZUL

El recuerdo se quedó en su memoria infantil. El periodista Hollman Morris, 33 años, no olvida el momento en que se enteró que el grupo guerrillero M-19 se había llevado cerca de 7.000 armas de un enorme depósito del Ejército Colombiano, en el norte de Bogotá.

El recuerdo se quedó en su memoria infantil. El periodista Hollman Morris, 33 años, no olvida el momento en que se enteró que el grupo guerrillero M-19 se había llevado cerca de 7.000 armas de un enorme depósito del Ejército Colombiano, en el norte de Bogotá.

Estábamos en Caracas (Venezuela), - dice Morris- cuando mi papá leyó la noticia en un periódico de esa ciudad. Tenía como 12 años . Ese hecho, que el comandante del M-19, Jaime Bateman, bautizó como Operación ballena azul , se lo volvería a encontrar casi 15 años después, cuando comenzó a trabajar como reportero en el noticiero de televisión AM. PM.

El director del noticiero era Germán Castro Caycedo - recuerda- . Un día, en una de esas charlas informales que se dan en todas las redacciones de los medios de comunicación, Germán nos contó que estaba escribiendo un libro sobre el robo de las armas del Cantón Norte (primero de enero de 1979). Quedé encarretado con el cuento. Pasó el tiempo y me enteré de que en el noticiero, que era administrado por ex miembros del M-19, se encontraban personas que habían participado directamente en el hecho .

Morris quedó picado con el hecho. Pero solo le metió muela al asunto cuando Germán Castro, ante una pregunta de Morris, le dijo que ya no iba a escribir el libro, que con mucho gusto le facilitaba el material que había reunido para que él continuara con la investigación.

Por los lados, sin mucho apuro, en los tiempos que le dejaba su trabajo como reportero, comenzó a reunir más información sobre la forma como un grupo de 20 guerrilleros construyó un túnel de 300 metros para robar un arsenal con el cual podían armar un ejército.

La historia se fue volvió urgente cuando descubrió que engranaba perfectamente con su obsesión periodística: los derechos humanos y la paz. En su oficio de reportero, Morris convirtió los derechos humanos en un tema periodístico pertinente y esencial. De hecho, fue el fundador de la Unidad de Paz y Derechos Humanos del periódico El Espectador.

Según el reportero, en el prólogo de su libro Operación ballena azul : Consideré que esta historia debería ser contada, pues a partir de ella el país (cuya historia es una guerra de doscientos años), se prepara para hablar de amnistías, conciliación y perdón. Fueron ellos, los protagonistas de nuestra crónica, quienes a propósito de los hechos propusieron un gran diálogo nacional para construir la paz, idea que hoy es tan urgente, o más que hace veintiún años, y que debe construirse entre todos los colombianos .

Fue así como Morris reconstruyó día por día la audaz operación guerrillera. El relato es un diario lleno de detalles y de aventura en el cual hablan casi todos los protagonistas del hecho. Bateman bautizó esta operación como ballena azul por la sombra que proyectaba el inmenso galpón que guardaba las armas a la luz de la luna , asegura Morris. El robo desencadenaría una feroz persecución en la cual la tortura, como mecanismo para obtener información, se volvió la regla. Al final, el M-19 pagó caro su osadía, pues una buena parte de la organización guerrillera terminó en la cárcel.

Cuando terminó su libro, Morris lo presentó al Ministerio de Cultura y logró que fuera seleccionado como uno de los finalistas del premio de literatura. Sin embargo, el libro solo vio la luz este año, en España, donde reside el periodista desde hace año, cuando tuvo que salir de urgencia por causa de las frecuentes amenazas contra su trabajo en Colombia.

Este tiempo que ha estado fuera del país, Morris no ha dejado de lado sus obsesiones. Es de aquellos que se ocupa de conocer el país de verdad, el que no tiene voz en las noticias.

El periodismo se le sale por todas partes y por eso es un duro crítico del medio, especialmente del televisivo, que es el que conoce mejor. En Colombia cada día se hace más importante la información oficial. Los noticieros de los canales públicos no ponen a sus periodistas a recorrer el país. Esto hace que solo existan dos miradas claras sobre el país. Con el antiguo sistema de televisión había diferentes visiones, había diversidad .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.