Secciones
Síguenos en:
CÓMPRELO A PLAZOS

CÓMPRELO A PLAZOS

Si está cansado de esperar a sus amigos para que lo arrastren , y las colas para el TransMilenio le empezaron a fastidiar, es hora de adquirir su propio vehículo aunque sea a plazos.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
25 de agosto 2001 , 12:00 a. m.

Si está cansado de esperar a sus amigos para que lo arrastren , y las colas para el TransMilenio le empezaron a fastidiar, es hora de adquirir su propio vehículo aunque sea a plazos.

Pero antes de tomar esta alternativa, calcule bien hasta qué punto puede comprometerse con una cuota mensual para que no vaya a quedar ahorcado con la deuda. De ninguna manera adquiera una responsabilidad que mañana le pueda quitar el sueño.

La forma más utilizada para tomar un crédito es acudir a una financiera o a un banco, entidades que cuentan con atractivos programas para la adquisición de vehículo y que operan en combinación con los concesionarios tanto de vehículos nuevos como los de usados.

Normalmente las compañías de financiamiento otorgan créditos hasta por el 80 por ciento del valor total del carro nuevo y por el 70 por ciento del precio del usado, cifras que se pueden cancelar desde seis hasta 60 meses, todo depende de la capacidad económica del consumidor.

Los requisitos.

Para acceder al préstamo, sólo se requiere llenar una solicitud y llevar los documentos exigidos por la entidad. De las demás diligencias se encarga el asesor comercial.

Los papeles que debe adjuntar el futuro propietario del vehículo son: la cédula de ciudadanía y la carta laboral donde conste el tiempo, el cargo que desempeña y el salario que recibe, además del certificado de ingresos y retenciones del año anterior.

Para el que trabaje en forma independiente, debe anexar los tres últimos extractos bancarios, la fotocopia de la cédula, la declaración de renta del año inmediatamente anterior y el certificado de cámara de comercio.

La estabilidad laboral, los ingresos mensuales y las obligaciones económicas son elementos básicos para que la entidad calcule la capacidad de endeudamiento que la persona tiene.

También es necesario conocer la historia crediticia del individuo, es decir, la forma en que ha pagado otros créditos. Para tal efecto, la cédula es consultada en Datacrédito y Asobancaria que son las centrales de riesgo del sector financiero.

Sin embargo, cuando las personas registran algún tipo de mora en un crédito anterior, pero tiene buenas referencias en otros préstamos, las financieras se ocupan de investigar las causas del no cancelado a tiempo y, con base en el resultado, deciden si aceptan un paz y salvo o no.

Otras posibilidades.

Hoy el mercado ofrece diversas posibilidades de crédito. Sin ir muy lejos, la mayoría de bancos tienen establecidos unos esquemas de préstamos personales y de concesión rápida, llamados créditos directos o de libre inversión.

Otro sistema de crédito es el conocido como consorcio, que consiste en un ahorro programado y funciona por sorteo y oferta. Al salir favorecido, se paga el saldo del vehículo por cuotas con una tasa de interés muy baja.

Y el leasing financiero, en el que se cancelan cuotas mensuales de arrendamiento con una opción de compra al final.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.