CLASE MEDIA PAGA DÉFICIT EN ARGENTINA

CLASE MEDIA PAGA DÉFICIT EN ARGENTINA

El ministro de Economía de Argentina, Roque Fernández, dejó claro con sus nuevas medidas fiscales que está más preocupado en mostrar disciplina presupuestaria que en hallar una ruta rápida hacia la recuperación.

14 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

Los economistas argentinos esperaban que el ex presidente del Banco Central adoptara acciones más ortodoxas que su predecesor Domingo Cavallo, pero se mostraron sorprendidos por el alcance de los nuevos impuestos y la falta de concesiones a la exigencia de crecimiento y empleos.

El ajuste fiscal era imprescindible e inevitable. Ahora depende de la reacción de la gente y el humor de la gente es muy difícil de predecir. Pero la salida de la recesión se hace más lenta, es lo que está claro , dijo Inés Piccinino, de Asesores Económicos.

El ex jefe del Banco Central José Luis Machinea dijo ayer, luego de una reunión de economistas con Fernández, que las medidas fiscales eran necesarias, pero advirtió que quizá el ajuste sea excesivo .

Tengo miedo que la baja de demanda pueda ser importante , agregó.

Fernández impuso nuevos gravámenes sobre el combustible diesel y la gasolina, fijó impuestos al valor agregado (IVA) en bienes y servicios, incluyendo el transporte, elevó los impuestos a las ganancias para los trabajadores autónomos y de retención a los reintegros, eliminó las exenciones tributarias sobre bienes de capital y elevó la edad de jubilación de las mujeres de 60 a 65 años.

También realizó inesperadas concesiones a las empresas en aportes patronales y mitigó el aumento del impuesto al combustible diesel otorgando a agricultores y pescadores un crédito del 50 por ciento al impuesto sobre la renta.

Fernández sostiene que el paquete de medidas implicará un ahorro de 1.200 millones de dólares este año y entre 4.000 y 4.500 millones de dólares en 1997. Así, evitará que el país enfrente un déficit de 6.600 millones de dólares para fi n de año, contra una brecha de 2.500 millones de dólares acordada con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Con las nuevas medidas, Fernández espera en el segundo semestre un déficit de 2.800 millones de dólares luego de una brecha de 2.500 millones de dólares en la primera mitad.

Optimismo de Fernández El ministro y economistas privados esperan llegar a un acuerdo con el FMI. Pero Fernández está solo en la creencia de que los impuestos no incidirán en el bolsillo de la gente o en las perspectivas de recuperación.

Fernández reconoció que la recuperación avanza más lentamente de lo que pronosticó Cavallo al recortar el cálculo oficial para el crecimiento del PIB en 1996 de 5,0 a 4,0 por ciento, contra una contracción de la economía argentina del 4,4 por ciento el año pasado.

Pero ese pronóstico supera ampliamente las predicciones de analistas independientes, que se acercan más a un 2,5 por ciento en 1996.

En Wall Street, Bear Stearns, que es un banco de inversión, expresó preocupación de que al proponer un aumento impositivo antes de que se concrete la expansión, Argentina podría terminar demorando o revirtiendo su recuperación económica .

Por su parte, el economista argentino Eduardo Cura indicó que las medidas poseen un sesgo de recesión y provocará que la tibia reactivación que apareció a principio de año se frene definitivamente .

Algunos analistas expresaron también preocupaciones de que además del costo sobre el crecimiento, las medidas de Fernández no serán eficaces en cuanto al equilibrio presupuestario, ni a problemas estructurales como la flexibilización labal y el gasto público.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.