NUEVO DERRAME DE CRUDO EN TOLÚ

NUEVO DERRAME DE CRUDO EN TOLÚ

Otro derrame de crudo se presentó en Puerto Viejo, jurisdicción de Santiago de Tolú.

09 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

El derrame se presentó el domingo en la Finca Nuevo Horizonte, de propiedad del ex alcalde de Sincelejo, Jairo Merlano Fernández, pero apenas fue reportado ayer por funcionarios de la Empresa Colombiana de Petróleos (Ecopetrol), sin precisar la cantidad de crudo derramado.

El director de la Corporación Autónoma Regional de Sucre (Carsucre), Benito Avila Arrieta, dijo que el derrame fue de regular proporción, y la mancha alcanzó siete metros cuadrados, siendo recogida en su totalidad, evitando que cayera en la ciénaga de la Caimanera.

Se trata del tercer derrame de crudo en el último año en la misma finca, al parecer por fatiga de la tubería de 18 pulgadas que conduce el crudo de Coveñas a la refinería de Cartagena, pero no se descartan manos criminales, según indicó Avila Arrieta.

A mediados del año pasado se registraron dos derrames de crudo en el mismo predio, afectando la flora, fauna y los recursos ictiológicos de la ciénaga de la Caimanera.

Se demostró en esa ocasión que la fisura ocurrió por corrosión de la red que conduce el crudo a la refinería de Cartagena, la cual cumplió su ciclo de vida útil.

Debido a que estaba paralizado el bombeo de crudo, el daño fue mínimo, pero esto nos obliga a estar alerta sobre un percance de grandes magnitudes, el cual se debe prevenir alertando a Ecopetrol para que ordene el cambio de la red, dijo Avila Arrieta.

Desde que entró en operaciones el terminal petrolero de Coveñas hace 10 años se han presentado unos 20 derrames de crudo, la mayoría de ellos en los buques cisternas debido a imprevisión ó descuido; otros por averías de la red y otro a causa de un atentado de graves proporciones registrado en 1988, cuando fue volado el terminal petrolero por la subversión.

Los más afectados con esta serie de derrames son los pescadores, bañistas y hoteleros que ven con preocupación cómo se aleja el turismo cuando se registran estos desastres.

Cuando el derrame es en el mar los daños al ecosistema y la fauna marina son difíciles de estimar, pero se nota en la baja producción de las especies que capturan los pescadores, dijo el Director de Carsucre.

No ocurre igual cuando sucede en tierra, donde la magnitud del desastre puede evaluarse de inmediato y aplicar los planes de contingencias y posteriormente el proceso de recuperación del suelo para volverlo apto para la agricultura y ganadería, lo cual puede demorar años.

Carsucre solicitará a Ecopetrol y las multinacionales que operan el puerto petrolero de Coveñas iniciar cuanto antes la revisión de la red de conducción del crudo y sustituir los tramos que presenten fatiga producto de la caída de sales marinas que corroen el hierro.

El funcionario indicó que en esta zona los tubos se corroen rápidamente por la salina del mar y deben ser sometidos a mantenimientos permanentes para evitar que se fatiguen y presenten fisuras.

Avila Arrieta dijo que el derrame se presentó en el kilómetro 111, en momento que las operaciones de bombeo se encontraban suspendidas, hecho que evitó un derrame de grandes proporciones.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.