BOGOTÁ TERMINÓ CON LA SOMBRA DE SU DESEO

BOGOTÁ TERMINÓ CON LA SOMBRA DE SU DESEO

A la Selección Juvenil de Bogotá le pasó lo mismo que al protagonista de la telenovela La sombra del deseo: el tipo quería a una, pero terminaba con otra.

12 de agosto 1996 , 12:00 a. m.

Por eso mismo perdió 2-0, el sábado pasado como local, frente al Valle del Cauca, el máximo favorito para el título del Campeonato Nacional-Copa Malta Leona.

Es cierto que Bogotá quiso ganar, que tuvo por largos pasajes del partido la pelota, que creó opciones de gol... Pero, como al galanazo mexicano de la pantalla chica, cuando trató de hacer la suya, terminó traicionándose.

Bogotá olvidó sus virtudes: cambiar de frente, llegar por las puntas y jugar colectivamente. En cambio, en medio de las molestias que le ocasionó la sólida defensa visitante, se empecinó en romper por el centro y sus mediocampistas de manejo jugaron mal y muy lejos el uno del otro. En otras palabras, terminó sin la suya e improvisando con otra.

Valle inició sorprendiendo. Salió a atacar. Rubiel Quintana caía como puntero derecho y William Vásquez habilitaba a los rapidísimos Jorge Díaz y Giovanni Córdoba. Pero, desde los 15 minutos, Bogotá equilibró las acciones. Valle esperó, sin colgarse debajo del palo, y administró el contragolpe.

El local tuvo dos claras opciones de gol (cabezazo de D Paulo y remate en el palo de López) y Valle, cada vez que pudo, llevó peligro al arco de Cortés (especialmente con un tiro libre de Córdoba y con un remate de 20 metros de Vásquez que rozó el vertical derecho).

Para el segundo tiempo, Bogotá salió con todo y a los 2 minutos ya había creado un par de oportunidades de anotar. Pero la dicha duró poco. A los 3 minutos, Córdoba recibió un balón en toda la mitad del campo, sacó a su marcador con un ocho larguísimo y encaró al portero Cortés, que achicó mal. El delantero descontó al cuidapalos y convirtió el 1-0.

Los aurirojos, entonces, se fueron ciegamente al ataque y descuidaron su defensa. A los 8 minutos, otro remate, esta vez de Díaz, luego de deshacerse de Cortés, fue desviado intencionalmente por la mano de Suárez. Era penalti claro que no pitó el juez.

A los 13, para completar, Suárez, se hizo expulsar por protesta al central y 5 minutos más tarde, otra vez en contragolpe, Valle marcó el 2-0. Vásquez eludió al portero, que volvió a salir a destiempo, y selló la victoria.

Vale decir que en el Valle fue expulsado Diego Bonilla, cuando faltaban 12 minutos para el final.

Fue un triunfo sin atenuantes del Valle que se paró muy bien en defensa y que cuando tomó la pelota le metió miedo a un Bogotá que cuando quiso estar con la suya, terminó con la otra.

Ahora, los cachacos necesitarán derrotar a Antioquia, como locales, y a Magdalena, como visitantes, y esperar que Valle y Antioquia se hagan daño entre sí para lograr un cupo a la final.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.